Blacklands - Belinda Bauer

Título: Blacklands 
Autor: Belinda Bauer 
Editorial: Singular
ISBN: 978-84-15239-16-1 
Número de páginas: 300 
Libro único 
Resumen que nos da el libro: 
Estimado señor Avery:
Estoy buscando a WP, ¿me puede ayudar?
Antentamente, SL, Barnstaple Road, 111, Shipcott, Somerset

Opinión personal: 

Detrás de un título y una portada tan poco sugerente, y una sinopsis que deja mucho a la imaginación, encontramos una de las mejores novelas negras de hoy día. Decir que esperaba mucho de este libro, es quedarse cortos y la verdad es que quedé gratamente sorprendida, ya que me gustó aún más de lo que me esperaba. La razón por la que me gustó tanto, es que nunca había leído nada parecido.
Blacklands nos cuenta la historia de Steven Lamb, un niño de doce años que vive en una familia desestructurada: el fantasma de su tío Billy, que murió años atrás en manos de un asesino en serie y cuyo cadáver nunca se encontró, aún atormenta el recuerdo de su madre y su abuela. Debido a esto, éstas se ven incapaces de dar o recibir amor, haciendo que en su casa solo se respire tristeza y amargura. Steven está cansado, quiere una familia normal y corriente, y sabe que jamás la tendrá si no es capaz de hacer que su madre y su abuela se olviden del tío Billy. Quiere liberarlas de ese peso, y decide que la mejor forma de hacerlo, es encontrando el cadáver de su difunto tío. Pero cuando descubre que ir todas las tardes con su pala al páramo de Exmoor a cavar a ciegas no dará muy buenos resultados, decide meterse directamente en la boca del lobo y preguntarle por medio de cartas al propio infanticida, Arnold Avery.
 La forma en la que está narrada la historia es de lo mejor.  Frenética, adictiva, fresca y muy bien estructurada. La prosa de Belinda Bauer es algo hacía lo que solo puedo lazar halagos.
Los capítulos son cortos y te dejan con ganas de más, por lo cual, es un libro que se lee en nada (aunque yo haya necesitado más de una tarde).
Está narrada en tercera persona desde el punto de vista de los dos protagonistas (y, ocasionalmente, de personajes secundarios, como puede ser Lewis, el amigo de Steven). Cuando narra Steven, la autora nos hace ver cómo se siente un niño de doce años que hace tiempo dejó de ser un chiquillo para convertirse en un adulto, y también la falta de control que se puede tener a esa edad (el tema del control es algo que ninguno de nuestros dos protagonistas maneja muy bien). Por otra parte, es inquietante la parte en la que narra Arnold Avery, ya que Belinda no tiene pelos en la lengua y nos cuenta con bastantes detalles las cosas horribles que Avery les hizo a los niños, sus deseos y anhelos, y porqué no puede sentirse asqueado hacía lo que hace. En esta narración, es cuando nos damos cuenta del talento de la autora, ya que es capaz de hacernos sentir un millón de emociones (asco, tristeza, pánico, horror...) y si algo es capaz de hacerte sentir tanto a la vez, es que es bueno y merece la pena.
La novela está perfectamente ambientada en el páramo donde Avery enterró los cadáveres, Exmoor, al norte de Devon (Gales). Con las descripciones que realiza la autora, es muy sencillo imaginarse todas y cada una de las escenas que ahí se dan.
 Tiene algunos giros argumentales y hechos que son muy predecibles, pero estos últimos, se ven compensados por toda la angustia que la autora te hace sentir. El final está bastante bien, me pareció bastante emotivo (tampoco es que sea para lanzar cohetes, pero viendo de qué trata la novela, está bien).
Pero sin duda, lo mejor, son los diferentes mensajes que lanza la novela. Esta novela hace un llamamiento a la esperanza, a la lucha continua en contra de la adversidad y en contra de uno mismo, a pelear contra los miedos, ser valientes. Es también un mensaje de amor y amistad disfrazado de novela negra que todos deberían leer.
Blacklands es una novela negra autoconclusiva (¡por fin!) que narra una historia muy original, con muchos matices y ambientada de una forma magnifica. Dejarás esta novela con una sonrisa en el rostro,  por el final tan amargo pero perfecto a la vez. Te dará la sensación de que faltaron páginas. Una novela altamente recomendada para cualquiera que quiera leer algo diferente. 
Puntuación: 
¡Casi perfecto! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario