Bajo la misma estrella - John Green

Título: Bajo la misma estrella 
Título original: The fault in Our Stars 
Autor: John Green 
Traductor: Noemí Sobregués 
Editorial: Debolsillo 
ISBN: 978-84-9032-487-5
Número de páginas: 300 
Libro único 
Resumen que nos da el libro: Os presentamos a Hazel Grace. Dieciséis años y enferma de cáncer. Su madre piensa que está deprimida y por eso la ha obligado a asistir a un grupo de apoyo que se reúne en una iglesia episcopal. Todo resulta de lo más deprimente hasta que aparece Augustus Waters. Diecisiete años, una pierna ortopédica y un físico que quita el hipo. Al menos el de Hazel. Ambos son dolorosamente conscientes de su situación y ambos quieren comerse el mundo antes de decir adiós, y por eso emprenden una aventura tan loca como imposible: viajar a Amsterdam y plantarse en la puerta de Peter van Houten, el escritor favorito de Hazel, el único que tiene las respuestas a todas sus preguntas. 
Opinión personal:
Le tenía ganas a este libro desde que salió. Hasta que todo el mundo se puso a hablar bien de él y se convirtió en un auténtico BOOM. Así que mis ganas de leerlo disminuyeron como la espuma (casi siempre que un libro recibe tan buenas críticas, termina siendo un pequeña decepción). Y no iba desencaminada: este libro, pese a que me ha gustado muchísimo, me ha decepcionado ligeramente. 
Nuestra protagonista es Hazel Grace, una chica de dieciséis años que sufre de cáncer de pulmón. Sus padres quieren que, pese a su enfermedad, realice la vida de una adolescente normal. Por eso mismo, la mandan a un grupo de apoyo contra el cáncer que se reúne en una iglesia. Ahí conocerá a Augustus Waters, un chico de diecisiete años guapísimo, simpático y con una pierna ortopédica. 
La forma de narrar de John  Green me ha gustado, pero puede que me esperara más de ella por todo lo que leí en las reseñas. Es un estilo sencillo y fácil de comprender, muy adictivo y cercano al lector, pero no tiene nada más destacable. No creo que sea la octava maravilla del mundo, pero tampoco la detesto. No me da más.
La historia no es algo nuevo ni novedoso, pero no es ese el aspecto que me desagrada de la novela. ¡Ni mucho menos! Creo que ese es su encanto: la realidad tan cruda y cercana de la que nos habla. 
Es un libro con el que reír y llorar a partes iguales. Porque sí, te ríes, y a carcajadas. Tiene unos diálogos increíblemente chistosos que posiblemente, te harán soltar alguna que otra lagrimilla. 
Como bien dice nuestra protagonista dentro del libro, no es una historia de cáncer. Es una historia de amor entre dos chicos que tienen cáncer. Esto quiere decir que no tendremos a los típicos protagonistas que luchan día a día con una sonrisa en el rostro y acaban con un final más o menos feliz. Nada de eso. Tenemos una historia triste, contada de una forma más divertida y entretenida, con un final duro, cruel, desgarrador y muy realista
Los personajes son increíbles. A su manera, son todos unos auténticos héroes. Son unos protagonistas muy cercanos, descritos de una forma maravillosa y con unas personalidades muy marcadas y sublimes. Pese a no enamorarme por completo de la novela, sí que me enamoré de ellos y de todas sus reflexiones sobre la vida y la amistad (Gus, a mí también me gustan las metáforas). Me encanta la personalidad algo fría y sarcástica de Hazel, me sentí muy identificada con ella. Y mantengo mi teoría de que ir de cañas con Augustus Waters, sería épico. 
Como dije al principio, este libro fue una pequeña decepción. Sin embargo y aunque no me haya enamorado de él por completo, como muchos otros lectores, comparto un pensamiento en común con ellos: te deja algo. Es un libro que, te guste o no, te dejará algo después de leerlo. He encontrado muchos sentimientos entre sus páginas, y se podría decir que ha cambiado mi visión de ver el mundo. Y es que, tras leer la última página, me invadió un pensamiento positivo de "¡Voy a vivir a tope!". Es un libro que merece mucho la pena, por la historia, por los personajes, y por el autor (del cual no descarto leer algo más en un futuro). 
Bajo la misma estrella es un libro entretenido, fresco, ameno, divertido, realista, cruel y algo desgarrador que sorprenderá a todo aquel que se atreva a adentrarse entre sus páginas. Una prosa sencilla, amena y fácil de entender y un ritmo frenético y adictivo se entrecruzan dándonos esta novela tan bonita y cruda a la vez. Pese a todo, y sintiéndolo mucho, es un libro que no ha terminado de convencerme del todo. Todas las buenas reseñas que leí por ahí, me hicieron esperar mucho más de esta historia. Muchísimo más. 
Puntuación:
. 5
Está bien, mola.




No hay comentarios:

Publicar un comentario