La profecía (1976)

Título: La profecía 
Director: Richard Donner 
Guión: David Seltzer 
Reparto: Gregory Peck, Lee Remick, David Warner, Billie Whitelaw, Havery Stephens, Patrick Troughton, Martin Benson, Robert Rietty, Patrick McAlinney, Robert MacLeod, Sheila Raynor 
Año de distribución: 1976 
Resumen:
Un niño nacido de una familia acomodada americana comienza a tener comportamientos extraños, como poseído por el diablo. Las temibles sospechas se harán más terroríficas cuando todo apunta a que el chico es la encarnación misma del anticristo.
Opinión personal: 
Hacía mucho que no me ponía delante de la pantalla del ordenador a ver una verdadera película de miedo. Una que me pusiera los pelos de punta. Pregunté por ahí cual sería una buena película con la que deleitarme y mucha gente me recomendó esta La profecía. La vi con muchas expectativas, a pesar de ser un clásico del género (disculpad, pero la mayoría de los filmes de terror que se consideran clásicos, me gustan más bien nada) y la verdad es que ha terminado sorprendiéndome en el buen sentido. 
La historia es bastante original, teniendo en cuenta la época en la que está se rodó y comercializó. En aquellos años, era un auténtico atrevimiento tratar el tema del anticristo y esta película habla de él, de una forma muy espeluznante. 
Robert Thorn y Katherine Thorn son un matrimonio adinerado que espera un hijo. Este, termina muriendo durante el parto, pero Robert lo reemplaza por un niño huérfano que le ofrecieron en ese mismo hospital sin que su mujer se entere, haciéndole creer que es su hijo. Este niño llamado Damien con el paso de los años, comienza a tener unos comportamientos extraños, que indican que está poseído por el diablo. Robert Thorn intentará desenvolver el misterio que envuelve al mismísimo anticristo, mientras a su alrededor se forma una auténtica matanza. 
Es una película muy intensa y emocionante. Sí es cierto que como película de terror no da mucho miedo en sí (al menos a mí no me lo provocó) debido básicamente a la calidad de los efectos especiales, pero tampoco le hace falta: el suspense y la intriga dejan al terror en un segundo plano. Es una película donde abunda el terror psicológico y no el dar-sustos-sin-sentido-para-tener-un-pretexto-para-calificarla-de-terror como muchas otras. 
Engancha desde el minuto cero. El tema principal está tratado de una forma muy misteriosa y es fácil engancharse y entender la trama, llena de principio a fin de misterios y enigmas espeluznantes que te pondrán los pelos de punta
Hay escenas increíbles, como la del cementerio, que me pareció simplemente perfecta. 
Los actores realizan un trabajo increíble, sus papeles son realistas y están muy bien llevados. Algunas actuaciones a destacar, son las de Lee Remick y Billie Whitelaw que son geniales. 
Quizás sí peque de tener un ritmo un poco lento, aunque en mi caso no llegó a molestarme mucho. 
La banda sonora es fantástica, de las mejores que he oído hasta la fecha. Produce escalofríos de solo oírla, es muy tétrica y va acorde con todas y cada una de las escenas. 
El final es bastante creíble, aunque yo me había esperado otra cosa. También es abierto, dando juego a otra secuela a la que le tengo muchísimas ganas y que de seguro no tardaré en ver. 
Creo que es un buen inicio para una trilogía (o tetralogía, no estoy segura) de películas de La Profecía, aunque sí hay algunas cosas que no me han terminado de convencer y que espero que se vean respaldadas en sus secuelas, como el hecho de que no profundicemos demasiado en el personaje que es Damien. Vale que en esta película no es el "prota", pero deseaba ver más escenas en las que apareciera él. 
Estás delante de un clásico de terror que, para mi sorpresa, sí merece ser reconocido como clásico. La profecía es una película increíble, dirigida de una forma mágica e intrigante que te mantendrá pegado a la pantalla desde el principio. Un misterio inquietante  oscuro y aterrador, una trama original y todo un atrevimiento para la época (que además esta llevada de una forma maravillosa), buenas actuaciones y una banda sonora sublime. Una obra maestra. 
Puntuación: 
. 5
¡Casi perfecta! 


6 comentarios:

  1. Hola!
    Pese a tu buena reseña, la verdad es que no me llama nada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola

    acabo de descubrir tu blog y me ha encantado

    espero que te pases por el mio

    Besos :P

    ResponderEliminar
  3. El ritmo lento no me gusta nada, así que de momento no me llama. Me alegro de que te haya gustado :)

    Te sigo, nos leemos.

    Un abrazo :3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Acabo de conocer tu blog y me ha encantado, te sigo. Si quieres pásate por mi blog.
    Pues que el ritmo sea lento me echa bastante para atrás, la verdad.
    Besos, Cassia.

    ResponderEliminar
  5. Hi!
    Aiko Kimura reportándose.

    Siempre he tenido la impresión de que entre más antigua sea una película de terror, mejor es; más miedo da. No sé, es algo en el ambiente o qué sé yo, pero logra un mayor efecto en mí que otras más actuales. Siento que las más nuevas con más de sustos-por-impresiones (?) que de sustos reales y recurren a muchos más clichés.

    En ese sentido es un punto a favor para las "viejas", que como recién empezaban no tenían tanto cliché en qué caer o/. Y si bien esa es una trama ya vista nunca muere, nunca se agota. xD Siempre se le puede sacar partido al niño demoniaco.

    Me encanta el terror psicológico. Es el verdadero terror, te ataca desde dentro (?). Se entrelaza con el suspenso y con la intriga, como dices, y causa un efecto mucho más completo y duradero, ¿no?

    Me llama mucho la atención, así que en cuanto pueda la veo. ;) Gracias por la reseña.

    ¡Nos estamos leyendo, te cuidas!

    Aiko-chan se retira;
    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo coincido contigo en que las películas de terror actuales son bastante pobres y no consiguen el objetivo de aterrorizar al espectador. Lo que pasa es que la mayoría de películas que la gente considera clásicos, como puede ser la saga de películas del muñeco diabólico o It, no me asustan lo más mínimo. Pero no quiere decir que no me gusten. Hay muchas otras películas de terror antiguas que amo con todo mi corazón, tales como El silencio de los corderos o Psicosis.
      Un saludo ~

      Eliminar