El libro del cementerio - Neil Gaiman

Título: El libro del cementerio 
Título original: The Graveyard Book 
Autor: Neil Gaiman 
Ilustrador: Chris Riddell 
Traductor: Mónica Faerna 
Editorial: Roca Editorial 
ISBN: 978-84-9918-030-4
Número de páginas: 289
Libro único

Resumen que nos da el libro: 

Escuchad esta trágica historia: una familia que duerme, un asesino sin compasión y un huérfano que escapa de la muerte. ¿O no? El pequeño escapa del peligro y consigue gatear hasta lo más alto de la colina. Detrás de la valla donde se encuentra, existe un lugar lleno de vida especial. El niño es recibido allí donde los muertos no duermen y todos los que allí habitan deciden brindarle su protección, porque fuera, tras la valla que separa a la ciudad de sus fantasmas, el asesino vil espera pacientemente. Pero ¿quién es este niño al que quiere muerto?
Opinión personal:
Mucha gente me había recomendado leer al autor británico Neil Gaiman (autor de libros como Coraline o American Gods), alegando que sus novelas eran increíbles y que poseían cierta aura oscura y tenebrosa única en el mundo. Después de leer varias reseñas sobre este libro en concreto (que era el que más me recomendaban), llegué a la conclusión de que tenía que leerlo sí o sí. Tenía la corazonada de que me iba a encantar y así ha sido. 
El libro del cementerio comienza con el brutal asesinato de los padres y la hermana de nuestro protagonista. Éste, siendo un bebé de apenas 2 años, consigue escapar de las garras del asesino gateando hacía lo más alto de una colina, donde hay un cementerio lleno de vida especial. Ahí es recogido y criado por una pareja de fantasmas, los Owens y por el resto del cementerio, que le brindará su cariño y protección porque detrás de la valla que separa al cementerio, ese asesino le sigue buscando.
En resumen: una versión más creepy y tétrica de El libro de la selva (clásico de dos volúmenes escritos por Rudyard Kipling).   
A pesar de que todos los capítulos son autoconclusivos y que en cada uno de ellos se nos relata una historia o suceso de la vida de Nadie Owens (nombre que le pusieron sus padres), el libro sí que tiene una trama definida, que gira en torno al asesino y sus motivos para querer acabar con la vida del pobre chaval, y que se nos irá desvelando poco a poco. 
Aunque esta sea una novela centrada más para el público infantil-juvenil, creo que es una lectura que puede disfrutar cualquiera, tenga la edad que tenga. Es bonita, sencilla, fresca y ágil. Y más oscura de lo que puede parecernos en un principio. Una lectura deliciosa. 
La narrativa es sencilla, fluida, ágil y fácil de comprender, todo un deleite para la vista. El vocabulario que emplea (algunas palabras antiguas que ya no se usan y otras en latín) combinan a la perfección con el desarrollo y la trama de la novela. También hace más de una referencia a personajes o hechos históricos, haciendo que la lectura se vuelva didáctica a la par que entretenida. Si todos los libros de Neil Gaiman son así, no dudaré en leerlos. 
Pese a que engancharse de buenas a primeras es difícil, que no tiene mucha acción y que el ritmo es, por lo general, lento, El libro del cementerio se lee en un abrir y cerrar de ojos, gracias a la abundancia de diálogos (algunos de ellos maravillosos y otros algo forzados), descripciones escasas pero muy precisas y las ilustraciones de Chris Riddell, que nos las encontramos nada más iniciar un nuevo capítulo. 
Gaiman introduce en este libro nuevas e interesantes criaturas al género "fantástico", ganándose así un punto a la originalidad (aunque también encontramos seres que ya conocemos, como fantasmas o brujas). 
Los personajes son simplemente únicos y entrañables. Te da pena no poder conocer un poco más a todos. Mis favoritos son sin ninguna duda, Silas, el tutor de Nadie, un ser que no está ni vivo ni muerto y Liza, la bruja del cementerio. 
El final me decepcionó muchísimo. Me esperaba más de él. No pensé que el problema se solucionara de una forma tan tonta y que el misterio fuera tan pobre. Las últimas páginas, pecan de ser muy previsibles. Es por esto por lo cual el libro no puede llevarse el 5 de 5. 
El libro del cementerio es una versión oscura de El libro de la selva muy recomendable. Hay misterio, fantasía y mucha, mucha diversión. Es un libro que, a pesar de carecer de acción y tener un ritmo más bien lento, se lee en un abrir y cerrar de ojos. Se la recomendaría tanto a los fans del autor, como para todos aquellos que quieran leer una historia nueva, fresca y diferente. 
Puntuación: 
¡Casi perfecto! 

De libro a película: Cazadores de sombras: Ciudad de hueso (2013)

Título: Cazadores de sombras: Ciudad de Hueso 
Director: Harald Zwart
Guión: Cassandra Clare (novela), Jessica Postigo
Reparto: Lily Collins, Jamie Campbell Bower, Kevin Zegers, Jemima West, Robert Sheehan, Godfrey Gao, Lena Headey, Aidan Turner, Jonathan Rhys Meyers, Jared Harris 
Año de distribución: 2013
Resumen: Clary Fray (Lily Collins) es una típica adolescente de Brooklyn, pero una noche conoce a Jace, el misterioso chico de los tatuajes, que resulta ser un ángel guerrero que ejerce como cazador de sombras. Cuando raptan a la madre de Clary (Lena Headey), la chica espera que Jace la ayude a liberarla. Después de entrar en un portal dorado, Clary se ve transportada a través del tiempo y del espacio, descubriendo algo sorprendente sobre sí misma.
Opinión personal:
Cazadores de Sombras: Ciudad de hueso era una de las adaptaciones cinematográficas que más tiempo había estado esperando. La película se estrenó en España el pasado 30 de agosto y, por unos motivos u otros, no pude ir a verla ese día. Para cuando fui, ya había leído las suficientes reseñas para saber más o menos qué me iba a encontrar: o una película fantástica, o un bodrio horrendo de principio a fin. Después de haberla visto y formar mi opinión, puedo decir que me he encontrado las dos cosas. 
Antes de comenzar con la reseña en sí, les advierto que habrá spoilers, tanto del libro, como de la película. Si aún no lo has leído y te pica la curiosidad, por favor, no leas esta entrada. También les informo de que el post ha quedado más largo de lo que había planeado y que tenéis posibilidades de morir leyendo una reseña cargada de fangirleos y mi gran indignación. Y gifs. Ahora sí, comenzamos. 
Como adaptación... 
es pésima, lamentable y deja mucho que desear. Salí del cine sin saber si me había equivocado de sala y había visto una película distinta. 
La primera mitad es más o menos fiel al libro, y si te ponen alguna escena "extra", como puede ser la de la mamá de Clare luchando contra aquellos nefilims colegas de Valentine, no molestaba mucho. Pero en la segunda mitad de la película, el director ya comienza a desvariar, inventarse cosas, quitar y poner escenas a lo random, cambiar finales y soltar spoilers a diestro y siniestro. Porque sí, queridos amigos: hay spoilers de las dos entregas posteriores. Y de los gordos. Si yo no los hubiera leído, hubiese salido del cine echa un basilisco. 
WTF!? 

Había cosas que simplemente no cuadraban. Por ejemplo, la relación entre Simon e Isabelle. En el libro, Isabelle pasaba de Simon olímpicamente, y en la película te los encuentras ahí, de colegueo. Tampoco entendí muy bien la escena en ciudad de hueso. ¿No se supone que la gente le tiene miedo a esa espada? ¿Por qué diablos iba Clary al más puro estilo "Bitch please, aquí estoy yo"? ¿Soy la única que se pregunta qué diantres hacía Isabelle con un lanzallamas? ¿¡Un lanzallamas!? ¿Dónde diablos queda el látigo de electro que tanto molaba? ¿Y el arco de Alec? ¿¡Es que nadie va a pensar en el arco de Alec!? 
También sufría mucho con la escena en la que salvan a Simon. Porque sí, lo único que tiene en común esa escena con el libro, es que salvan a Simon. Eché de menos a la rata más graciosa y nerd de Brooklyn. Aunque (todo hay que decirlo) no me desagrado del todo que Alec e Isabelle fueran también a ayudarle, y no solo Jace y Clary. Así les daban más protagonismo. 
¿A qué viene cambiar el final de esa forma? A mí el final de la novela me gustó mucho, era mi parte favorita. Pero en la película lo deforman de una forma épica y memorable en su alcance, dándonos algo completamente diferente y inesperado. Una sorpresa que mejor hubieran dejado como estaba. Aunque hay que reconocer que la estrategia del director de hacer que me muera de ganas de ver la siguiente entrega, le ha salido bien: quiero saber como se las arreglan después de haber hecho eso. 
Aunque no todo es malo. Como bien dije al principio, hay cosas que me gustaron mucho. Una de ellas es, sin duda alguna, los decorados. ¡Son increíbles! Me recordaron mucho a la gran ambientación que nos describe Cassandra en sus novelas. Si tuviera que destacar algún sitio, sería sin lugar a dudas, la biblioteca o el invernadero (aunque todo el Instituto es precioso). 
Sara pensando que la biblioteca
 del Instituto es suya
El reparto es algo que desde el principio no me gustó. Qué queréis que os diga, a los únicos personajes a los que me imaginaba así eran a Simon (interpretado con una perfección y maestría únicas por Robert Sheehan) e Isabelle (interpretada por la fantástica Jemima West). Aunque después de ver la película, me tragué mis palabras: la gran mayoría de los actores, me han encandilado. Me gustó muchísimo la actuación de Lily Collins, aunque no más que la de Jamie Campbell Bower. Porque aunque para mí ese chaval sigue sin parecerse en absoluto al Jace que tenía en mente, su interpretación es impecable. Jonathan Rhys Meyers está genial. Es la actuación que más me ha gustado junto con la del mencionado Robert Sheehan. 
Alec. Soy de ese pequeño porcentaje de gente que adora a Alexander Lightwood con todo su corazoncito. Al menos, en las novelas. No digo que Kevin Zegers sea un mal actor. No, no, no. Solo que el pobre es más inexpresivo que una puerta y no se parece nada al Alec que yo (y seguro que muchos otros) teníamos en mente. Es que, Señor mío... ¿¡a quién se le ocurre elegir un actor que roza la treintena para interpretar a un chaval que tiene 17/18 años!? Yo me imaginaba a Alec más delicado y/o achuchable. No sé si se llega a entender lo que quiero decir. Lo único que se parece al personaje creado por Cassandra, es la bodería que desprende, y eso es más cosa del guión, que del actor. Espero que con las siguientes entregas mejore. 
El guión es buenísimo. Está bien estructurado, es inteligente, sexy y derrocha sarcasmo. Aunque hay detalles que no han terminado de convencerme, como puede ser la amabilidad que el sobra a Jace y los puntazos que le faltan a Magnus y Simon
Como película en sí...
Y es que, a pesar de todos los errores garrafales que le encontré, de todo el cabreo que pillé yo sola en la butaca del cine cada vez que cambiaban una escena, la película me ha gustado mucho. Si no tenemos en cuenta que es una adaptación, llega a ser una película buenísima. 
Tiene buenos actores, al menos, la mayoría, que se meten en el papel en cuestión de segundos y hacen ese personaje suyo en la gran pantalla. 
Cantidades desmesuradas de acción y romance. Demasiado de lo segundo para mi gusto, pero seguro que a las más románticas les agrada. 
La banda sonora, si bien no es de las mejores que he oído, mola bastante y se complementa muy bien con todas y cada una de las escenas. 
El guión, como comenté antes, es increíble, aunque no tanto como el trabajo de fotografía y escenografía. Todos los aspectos estéticos y visuales de esta película están muy cuidados. El uso del maquillaje es adecuado y les da caracterización y forma a los personajes. Lo más destacable, son los efectos especiales, que tantos saltos me han hecho dar en la butaca. Los demonios están tan bien construidos que llegan a darte más de un sobresalto. Me enamoré del trabajo que hicieron con los Hermanos Silenciosos.
Me sumergí de una manera increíble en la historia y disfruté de ella en toda su extensión a pesar de todos los peros que le encontré. Es una película divertida, entretenida y llena de acción genial para ir a ver con los amigos. Sinceramente, no me arrepiento de haber gastado dinero en ir a verla. Como película merece mucho la pena y despierta al espectador ganas de leer la novela original (o releer en mi caso). Y eso es genial, porque como siempre digo: toda buena adaptación cinematográfica, despierta en el consumidor unas ganas locas de leer la obra original
Conclusión... 
Ciudad de hueso es una película que se aleja bastante de la historia narrada en el libro pero que aún así, tiene su encanto. Es muy entretenida y es imposible aburrirse, tiene unas buenísimas actuaciones, unos efectos especiales impresionantes y una BSO bastante aceptable. La disfrutarás si eres fan de la saga de libros y tienes la mente abierta, y si no los has leído, puesto que no te pasarás horas y horas debatiendo qué escenas deberían haber salido y cuales no. 
Puntuación final: 


Está bien, mola. 

La historia interminable - Michael Ende

Título: La historia interminable 
Título original: Die unendliche Geschichte  
Autor: Michael Ende 
Ilustrador: Roswitha Quadflieg
Traductor: Miguel Sáenz 
Editorial: Círculo de lectores 
ISBN: 84-226-1468-5
Número de páginas: 400
Resumen que nos da el libro: 
A cualquiera le puede ocurrir lo mismo que a Bastián: que entre en un libro y luego no pueda, o no quiera salir de él. Bastián es un muchacho soñador, para quien la vida cotidiana en general y el colegio en particular constituyen una serie continua de sinsabores. De los que se defiende a copia de imaginación, artículo de primera necesidad. Un buen día, los personajes de La historia interminable le piden ayuda. Y Bastián, que está leyendo el emocionante libro, irrumpe en la aventura, dispuesto a colaborar en la salvación del reino sin fronteras de Fantasia. Y echar una mano a Atreyu, el valeroso guerrero piel verde. Y a recorrer aquel mundo fabuloso, a lomos del dragón de la suerte. Y a codearse con silfos, gigantes comerrocas, espectros, tortugas, caballos voladores, brujas, magas y mil seres fantásticos. Y a correr los peligros que haya falta correr. 
Opinión personal:
La lectura de La historia interminable no ha sido como me había imaginado. Fue una lectura llena de altibajos, en ocasiones me encantaba y en ocasiones quería arrojar el libro por la ventana. Quería que este libro me gustara muchísimo, pero no ha sido así. Porque sí, me ha gustado, dejé el libro con una sonrisa en el rostro y lo recomendaría sin dudar, pero no lo volvería a leer más porque le encontré ciertos detalles que no me convencieron en absoluto. 
Creo que a estas alturas, no existe persona que no conozca el argumento de La historia interminable. Si bien no has leído la novela, estoy segura de que habrás visto las películas o la serie de dibujos animados. En el extremo caso de que no la conozcas (y que por lo consiguiente, hayas vivido debajo de una piedra todos estos años) aquí te va un pequeño resumen: 
Un niño de 10 años comienza a leer en una huardilla polvorienta una novela que le atrapa desde el principio. Este niño se llamaba Bastián Baltasar Bux, un chico que ama leer sobre todas las cosas y cuya vida en general es un círculo vicioso de sinsabores. Robó en una librería de ocasión La historia interminable y a partir de ahí, conoció al valiente personaje de Atreyu, al dragón blanco Fúgur y otras muchas criaturas que habitaban en el reino sin fronteras de Fantasia, además del gran problema que aterroriza allí a estas: la nada se está tragando al reino, lugares que antes estaban ahí (bosques, valles, montañas) desaparecen sin más. Por si fuera poco, la Emperatriz Infantil, que cuida del reino, está gravemente enferma. La única forma de curarla y salvar a su vez Fantasia, es encontrando a una criatura humana. De esta forma, Bastián irrumpe en la novela dispuesto a correr todos los peligros que haya que correr para recuperar la paz del reino. 
Se puede estar convencido de querer algo -quizá durante años-, si se sabe que el deseo es irrealizable. Pero si de pronto se encuentra uno ante la posibilidad de que ese deseo ideal se convierta en realidad, sólo se desea una cosa: no haberlo deseado.
La novela está narrada en tercera persona. Es un libro escrito a dos colores: el texto rojo, representa lo que le está ocurriendo a Bastián en el mundo de los humanos y el verde, lo que ocurre dentro de la novela. Cada capítulo está acompañado de una letra del abecedario y una ilustración relacionada con el mismo, dibujada por Roswitha Quadflieg. 
Ende escribe con una pluma poética, hermosa y cargada de florituras. Una auténtica delicia para la vista. La narración está cargada de palabras antiguas que ya no se usan, haciendo que la lectura sea más rica y bonita. Las descripciones que realiza son muy precisas, puedes imaginarte con exactitud todos los lugares descritos, los cuáles, son una auténtica maravilla (me encantó la ambientación del Desierto Goab). 
La historia es una pasada. Original, novedosa y muy bien estructurada. Me gustó muchísimo la idea de la nada que se va tragando todo lo que ve, además de la relación que une al mundo humano con Fantasia y el origen de este. No es una historia para niños pequeños, como acostumbra la gente a ver. No, no, no. Si bien es cierto que tiene algún que otro toque infantil, tiene un trasfondo y una trama muy bien hilada detrás de tanto ser fantástico que me costó comprender incluso a mí. Un come-come de cabeza increíble. También tiene unas frases y reflexiones hermosas cuanto menos, que te harán pensar. 
El autor nos mete en esta novela unas cantidades desmesuradas de seres imaginarios y sorprendentes, algunos de cosecha propia y otros que ya conocemos de sobra, pero siempre con un toque de originalidad. Brujas, magos, silfos, gnomos, centauros, duendes, gigantes comerocas, dragones de la suerte... Es un deleite conocerlos a todos. 
El final, si bien no es uno épico y memorable que recordaré siempre, es bastante bonito y se ajusta al resto de la novela. 
Y hasta aquí los puntos positivos. Son los suficientes como para recomendar la novela pero no los que me hacen falta para darle los cinco búhos. Porque los detalles que no me terminaron de convencer y que relataré ahora son los que me complicaron enormemente la lectura e hicieron que tardara en leerlo más de lo normal. 
Para empezar, está el hecho de que la novela es densa, no por la cantidad de páginas que tiene, sino porque el ritmo es lento. Las escenas de acción, pese a ser abundantes, se me hicieron demasiado pesadas, llegando al punto de aburrirme. Es un libro que me engancha y desengancha en un abrir y cerrar de ojos. 
La pluma del autor, aunque sea bonita y poética, me transmitió prácticamente nada. No podía sentir las emociones que él quería que sintiera, ni pena, ni dolor... Y es que, aunque el ritmo sea lento, hay ocasiones en las que todo se expone de forma precipitada, llegando al punto de tener que volver a leer la página para enterarte a la perfección de qué ha pasado. 
Todos los personajes me gustaron bastante, pero no sus reacciones o psicología (destacando la de Bastián, que me sacaba de quicio cada cinco segundos). Tenían reacciones que no se ajustaban a lo que ocurría en la novela y que pecaban de ser demasiado infantiles o fuera de lugar. 
En resumen: tengo sentimientos muy contradictorios hacia este libro. Creo que leeré más novelas del autor, para ver si consigo encontrar una obra que me gusté de verdad. 
La historia interminable es una novela donde ocurren muchísimas cosas y que hay que saber bien cuando coger. La recomiendo para todos aquellos que quieran leer un gran clásico, con una historia original, una ambientación perfecta y unos personajes (en su mayoría) maravillosos. 
Puntuación:
.5
Está bien, mola. 



Misery - Stephen King

Título: Misery
Título original: Misery              
Autor: Stepehn King 
Traductor: María Mir 
Editorial: De Bolsillo 
ISBN: 9788497595353
Autoconclusivo
Número de páginas: 376
Resumen que nos da el libro: 
Paul Sheldon es un escritor que sufre un grave accidente y recobra el conocimiento en una apartada casa en la que vive una sospechosa mujer, corpulenta y de extraño carácter. Se trata de una antigua enfermera, involucrada en varias muertes misteriosas ocurridas en diversos hospitales. Fanática de un personaje de una serie de libros que él ha decidido dejar de escribir, está dispuesta a hacer todo lo necesario para convencerlo de que retome la escritura. Esta mujer es capaz de los mayores horrores, y Paul, con las piernas rotas y entre terribles dolores, tendrá que luchar por su vida.
Opinión personal: 
Me leí este increíble libro a principios de año, pero vete tú a saber por qué no tenía hecha la reseña. Como más vale tarde que nunca y esta novela es altamente recomendable, aquí tenéis su reseña correspondiente. 
Escogí esta novela por la simple y llana razón de que siempre había querido leer algo de Stephen King, uno de los escritores más conocidos e influyentes de los últimos años. También está el hecho de que, de todas las películas que han hecho sobre sus novelas, la de Misery ha sido siempre una de mis favoritas. Me quedé maravillada con el resultado final: estaba delante de una novela fantástica, escrita de una forma increíble y con una trama original y muy bien estructurada
La historia gira en torno al famoso escritor Paul Sheldon. Este buen señor, escribe unas novelas de carácter romántico que el mismo detesta, pero que sigue escribiendo porque son una gran fuente de ingresos. Un día, sufre un grave accidente automovilístico que acaba con la movilidad de sus piernas. Recupera el conocimiento en una extraña casa alejada de la ciudad donde reside una antigua enfermera llamada Annie Wilkes, una mujer corpulenta y con mucho carácter que afirma ser una fan de las novelas que Paul escribe (y a las que él decidió poner fin con la muerte de la protagonista). Esta fanática desquiciada hará todo lo que esté en su mano para que el escritor continúe con su saga de novelas aún en contra de su voluntad y mediante los métodos más sádicos y crueles posibles. Vamos, que lleva el fangirlismo al nivel extremo. 
Sin duda alguna, algo a destacar de esta novela es la narración. Directa, ágil y concisa. Las descripciones son muy precisas, pero en ningún momento llegan a resultar pesadas. Los diálogos son simplemente increíbles, están bien estructurados y se hacen muy cercanos y reales, a pesar de que la situación que vive nuestro protagonista sea, cuanto menos, una pesadilla. Es una prosa que, además, transmite muchos sentimientos. En un solo párrafo puedes sentir angustia, terror, dolor, incertidumbre... 
Hacía mucho tiempo que no lo pasaba tan mal con una novela. No porque no me estuviera gustando, sino porque sentía todo lo que le ocurría al pobre Paul en mis propias carnes. La misión de pasar las páginas iba siempre acompañada de un escalofrío, y terminaba cada capítulo con un grito ahogado. En más de una ocasión tuve que dejar de leer tras encontrarme con alguna descripción bastante bestia. Stephen King es considerado un genio de la literatura de terror, y con razón. 
También está la trama. Está muy bien hilada y no llega a chirriar en ningún momento. Original y novedosa, además de muy bien llevada. El autor te va dando poco a poco los pasos para llegar al ansiado desenlace, del cual os hablaré más adelante. 
Es una novela que engancha desde el minuto cero. No podía separarme de sus páginas: tenía que saber qué iba a ocurrir a continuación. Tiene un ritmo rápido, ágil y frenético, que no decae en ningún momento
Es una novela con un montón de giros argumentales inesperados (aunque también tiene algún que otro detalle algo predecible). Te sorprende cada cinco segundos. 
El único detalle que no me gustó, fue que en mi opinión, había páginas que sobraban. Me encontraba con capítulos enteros que no aportaban prácticamente nada a la trama principal. Relleno. 
Los personajes están muy bien construidos, haciendo posible conectar con ellos de una forma especial en menos de 400 páginas. Conocemos a la perfección la psicología de ambos, aunque la más llamativa es la de la perturbada de Annie Wilkes. Un personaje terrorífico cuanto menos. Me encantó ir descubriendo poco a poco su misterioso y aterrador pasado, además de sus intenciones ocultas. Paul Sheldon también me agradó mucho. Es un personaje que notas cercano, cuya mentalidad es fácil de comprender. 
El final de la novela me gustó mucho, a pesar de no ser lo que me esperaba. Fue el cierre perfecto para la novela, el que más se ajustaba a la realidad. 
Después de esta increíble experiencia, tengo pensado leer más novelas de Stephen King. ¿Alguna sugerencia? 
En resumen, Misery es una increíble novela del género de terror que todo el mundo debería leer. Una narración fabulosa, un ritmo adictivo y ágil, una trama original e inquietante y unos personajes muy bien construidos. Recomendada al 100% 
Puntuación:


¡Casi perfecto! 

En busca del azul (The Giver #2) - Lois Lowry

Título: En busca del azul
Título original: Gathering Blue   
Autor: Lois Lowry 
Traductor: María Luisa Balseiro 
Editorial: Everest 
ISBN: 978-84-241-3607-9
Serie: The Giver (#2 de 3) 
Número de páginas: 250
Resumen que nos da el libro: 
Nora, una huérfana coja de nacimiento, vive en un mundo donde los "débiles" son dejados de lado. Teme por su futuro hasta que el poderoso Consejo de Guardianes la perdona. La razón es que Nora posee un don especial para bordar. Mientra su talento le mantiene viva y le supone ciertos privilegios, se da cuenta de que está rodeada de misterios y secretos. ¿Logrará averiguar la verdad acerca de lo que hay más allá de los límites de su poblado? 
Opinión personal: 
El Dador de recuerdos fue sin duda alguna, una de las mejores lecturas que hice durante el verano. Me enganchó desde el principio y disfruté de él como una enana, a pesar de tener una narración algo simple, algún que otro toque infantil y unos personajes poco desarrollados. Me alegra decir que los fallos que encontré en su primera parte, se ven compensados en En busca del azul aunque tampoco es una lectura perfecta. Si tuviera que decidir cuál me ha gustado más, diría que el primero. Ahora os comento por qué. 
La sociedad desarrollada en esta novela es muy diferente a La Comunidad que conocimos en su primera entrega. Es una sociedad más cruel y, ¿por qué no decirlo? Realista. Donde los débiles son el eslabón más bajo de la cadena, a los cuales siempre dejan de lado. Pese a asemejarse más a la realidad que vivimos actualmente, tiene algún que otro toque de originalidad únicos de la autora (y también otros que pueden recordar a El Dador de recuerdos). 
Nuestra protagonista se llama Nora, y es una chica que nació con una pierna torcida. Vive en una humilde barraca con su madre, la cual desde pequeña le enseña el arte de bordar. Arte para el que Nora tiene indudablemente un don. Por desgracia, su madre muere por una repentina enfermedad justo en el momento en el que le estaba enseñando a preparar los tintes. Nora está triste y sola, y vive con el miedo de ser enviada al Campo o, lo que es peor, al bosque para ser devorada por las fieras. A fin de cuentas, una tullida no sirve para mucho en esa sociedad... pero por suerte, el Consejo de Guardianes tiene un futuro menos doloroso para ella. 
Los capítulos son cortos, y están narrados en tercera persona desde el punto de vista de la protagonista principal. 
Como ya dije, esta entrega mejora muchos aspectos con respecto a la primera. El principal, es que la narración mejora notablemente. Sin perder ese toque de frescura y sencillez, se convierte en una prosa más emotiva y sentimental que transmite mucho. En más de una ocasión me emocioné con las palabras tan bellas que esta mujer emplea. 
También mejora en el desarrollo de la acción y los personajes, aunque menos en estos últimos. Aún no ha habido un personaje suyo que me haya encantado. Todos me gustan y me parecen muy simpáticos, pero no me parece que estén muy bien construidos. Si la autora los desarrollara mejor, le sacaría más partido a la historia. 
Había momentos muy predecibles y otros que no me esperaba para nada. Este libro también cuenta con algunos detalles infantiles, pero como bien dije en la reseña de su antecesor, no es un aspecto que me molestara notablemente. 
La novela está rodeada de una aura de misterio y suspense que no se rompe o decae hasta el final. Carece de acción, aunque no creo que sea un ingrediente necesario para mantenerte pegado a la historia. 
El ritmo es lo único que no creo que haya mejorado. El Dador de recuerdos me encantó. Se me hizo una lectura adictiva que se leía en nada. Con En busca del azul, no ha sido siempre así. Es cierto que la primera parte de la novela, me enganchó bastante y me dejó con ganas de saber más. Pero llegados más bien a la mitad, el ritmo decae. Se vuelve más lento y en ocasiones, pesado. No sentí la necesidad de estar todo el día atada a sus páginas.
Abundan las descripciones (más que en su anterior entrega al menos) y los diálogos. Estos no son tan inverosímiles como en su primera parte, pero aún así, hay alguna que otra joyita que no me creí. 
Pero lo que sí me fastidió fue el final. No me malinterpretéis: no digo que sea malo, pero eso sí, está muy forzado. O al menos esa sensación me dio a mí. No me creí la historia de porqué pasó lo que pasó. Posiblemente sea porque está explicada de forma muy precipitada. Es bastante cerrado y eso se agradece, y más teniendo en cuenta que esta es una trilogía compuesta por tres novelas distópicas autoconclusivas y no una historia continúa, como creía en un principio. 
Me ha dejado con ganas de más, como siempre. Estoy deseando hacerme con la tercera y última parte. Se está convirtiendo en una de mis trilogías favoritas, a pesar de tener fallos. ¡Son unas novelas muy frescas y adictivas que entretienen muchísimo! 
En resumen, En busca del azul ha sido una buena lectura gracias a la pluma tan simple pero bonita y adictiva a la vez de Lois Lowry, la originalidad con la que desarrolla la trama, sus personajes y el aura de misterio que rodea la novela. Tiene otros aspectos que no me han terminado de convencer, como puede ser el final forzado o el ritmo, que en ocasiones se hace pesado. De todas formas, recomiendo tanto esta lectura como su antecesora, El Dador de recuerdos. Es una trilogía indispensable. 
Puntuación: 
¡Casi perfecto! 

Otros títulos de la trilogía:
1.El Dador de recuerdos 
3. El mensajero