Anima Mundi - Susanna Tamaro

Anima Mundi, de Susanna Tamaro
Traducido por Atilio Pentimalli Melacrino
ISBN: 84-322-9619-8
Editorial Planeta
Autoconclusivo
281 páginas
Resumen que nos da el libro: Anima Mundi es la historia de dos destinos a la vez paralelos y contrapuestos de dos adolescentes: Walter y Andrea.
Una experiencia amorosa decepcionante y el regreso al pueblo natal para asistir a su padre moribundo han separado a Walter y Andrea,. Su reencuentro final tomará la forma de una carta de Andrea que resume el desencantado balance de su existencia y aboca el tumulto de lo que ha vivido hasta un trágico fin a la conquista de la paz superior.
En estos dos destinos se cifran y dirimen algunos de los principales problemas éticos e históricos de nuestro tiempo y la crisis de la sociedad actual.
*La edición que veis en la fotografía, no corresponde con mi ejemplar, pero es que es que no encontré una edición igual que la mía en Google y me estaba desesperando. Si os interesa saber cómo es el libro que tengo yo, podéis mirar el IMM de diciembre y enero


No tenía ni la más mínima idea de qué iba a encontrarme en esta novela. La compré porque (además de estar prácticamente regalada), tenía ganas de leer algo de la autora desde hacía lo sumo, meses. Para mí, esta novela ha sido una completa sorpresa, tanto buena, como mala. Las primeras páginas, consiguieron maravillarme de tal forma, que creía que me encontraba delante de un libro ejemplar, de esos que dejan marca, y que se convierten en tus favoritos fácilmente. Sin embargo y a medida que iba pasando páginas, (sobre todo con el final), me fue descontentando progresivamente, hasta el punto de llegar incluso a aburrirme.

Antes de continuar con esta reseña, tengo que advertirles de algo: Anima Mundi, no es una novela para todo el  mundo. No por el hecho de que abarque temas como las drogas o el  alcohol, ya que si bien hace referencia a ellos y podemos ver las consecuencias que traen, no es el tema principal, y tampoco se profundiza excesivamente en ellos. Sino porque es un libro muy, muy, pero que muy dramático, tanto por la historia, como por la forma de narrar de la autora. Susanna Tamaro escribe de una manera tan sincera y realista, que te  hará sentir toda la tristeza y la desesperación de Walter, el protagonista de la novela. Enserio, si eres de lágrima fácil o directamente no te gusta el drama, no le des una oportunidad, ya que o bien, te hará sufrir y llorar como una magdalena, o acabarás aborreciendo y odiando el libro, porque se te hará muy cuesta arriba.

El argumento es sencillo, y se desarrolla en tres partes (Fuego, Tierra y Viento). La novela está narrada en primera persona por Walter, un joven italiano, que nació en una familia donde no había ni un ápice amor. Tras verse volcado en varios problemas, conocerá en un centro para casos especiales como el suyo a Andrea, que posteriormente pasaría a ser una de las personas más importantes de su vida, un chaval misterioso y muy filosófico, con una manera muy peculiar y cruda de entender la realidad. En las casi 300 páginas del libro, Walter nos hablará de  su vida, de su dura infancia y de cómo salió adelante.

Por aquel entonces ignoraba que las cosas que nos ocurren jamás son neutras. Nosotros podemos creerlo, podemos estar convencidos. Una semilla de trébol mantiene su vitalidad intacta a lo largo de ochenta años. Lo mismo ocurre con los hechos, incluso si los recubrimos con un manto de indiferencia, si soplamos para alejarlos; están ahí, quietos. Son el germen de algo que, tarde o temprano, aflorará.

La fuerza y delicadeza con la que Susanna Tamaro nos cuenta esta historia es envidiable. Ver cómo juega con las palabras y las hace suyas en apenas dos líneas, como manipula tus sentimientos a sus anchas, haciéndote sentir todo aquello que quiere que sientas con una facilidad admirable, es una auténtica delicia para el lector. Abusa de las metáforas y los recursos literarios. Es capaz de hacer de una frase sencilla, una auténtica obra de arte. Esta estructura, ha hecho que en ningún momento abandoné la novela, no por cabezonería, como suele pasar, sino por me veía incapaz. La única queja (aunque en realidad no lo es) que tengo sobre la pluma de Tamaro, es la ambientación. Me hubiesen gustado muchas más descripciones sobre la ciudad y el pueblo natal de Walter, y más aun teniendo en cuenta que la acción transcurre en Italia, un país hermoso y cargado de historia.

El ritmo es siempre lento. Como comenté al principio del artículo, la primera me fascinó por completo, pero las dos siguientes se me hicieron muy pesadas. La razón no es otra que, en la segunda, me empecé a aburrir de tanta desgracia.  Me parecía todo una continua repetición de lo mismo, y no conecté con el protagonista de la misma forma que lo había hecho anteriormente. Y en la última parte, aunque en su mayoría está bastante bien, me fastidió mucho el final, porque no me pareció creíble. Mi opinión es que ese broche final, fue precipitado y muy alejado de la realidad, puesto que si bien opino que eso que le ocurre a Walter es capaz de devolver la ilusión y las ganas de vivir, me hubiese gustado ver una evolución en él.

Por último, os hablaré de los personajes. Profundizamos más que nada en Walter y en Andrea. Los demás, si bien casi todos juegan un papel importante (como los padres de Walter, Federico u Orsa), no los conocemos tan bien como a ellos dos. Walter me encantó, aunque terminé cogiéndole un poco de tirria ya que,  aunque sus reflexiones y su manera de pensar me encanta, no tanto la de actuar. Me dio la sensación de que en toda la novela, no hacía mucho más que compadecerse de sí mismo. Y a ver, no me parece mal, y menos en las circunstancias de su vida (aunque hay que reconocer que no es lo más dramático que he leído o visto), pero y volviendo al desenlace, creo que podría haber dejado de optar la ley del mínimo esfuerzo e intentar salir de su situación. Porque si algo tan simple como el final puede hacerle reconciliarse con la vida, creo que podría haber salido de su pozo de la desesperación con un poco de ahínco. Andrea me gustó mucho también. Su historia me conmovió mucho, mucho, mucho, y, aunque no esté completamente de acuerdo en todo lo que dice y defiende, me enamoré de sus palabras.

Y entonces… ¿recomiendo Anima Mundi? La respuesta, a no ser que seas una persona muy sensible o a la que no le guste el  drama, sí. Sin embargo, a todos a los que no les guste la temática, les invito a leer más libros de la autora porque escribe maravillosamente bien y de seguro que hay alguno que les llame la atención. Anima Mundi consigue mantenerte enganchado la mayor parte de la novela, a pesar de que el ritmo sea lento. Para mí, el punto negativo más destacable, es el final, que no pude creerme en ningún momento.

 

4 comentarios:

  1. De esta autora leí 'Donde el corazón te lleve hace tiempo' y la verdad es que no me gustó. Quizá, después de tanto tiempo, sea el momento de intentar reconciliarme con la autora...
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Buenas,
    Pues no sé que hacer, a medida que iba leyendo la reseña me llamaba y al mismo tiempo no, y después si, y así todo el tiempo :/
    Voy a quedarme con el título y a ver si me decido.
    En si, parece, por lo menos diferente, y no sé, la atención me ha llamado bastante, así que a ver.
    Un abrazo :3

    ResponderEliminar
  3. Hola.

    Qué mala suerte, me llamó la atención, pero a mi me encanta hacer corajes con los libros, y si dices que este tiene mucho drama, armaré un berrinche, destruiré todo a mi paso y quemaré el libro, y eso no es nada agradable. Definitivamente suena a algo que voy a odiar por todos los días de mi vida si llego a leerlo. Así que no, no pienso leerlo, pero gracias por la reseña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Eh estado buscando incansablemente un ejemplar! Quiero volver a leerlo.
    La verdad es que ya olvidé en la mayoría la historia, fue uno de los primeros libros que leí y por entonces tendría no mas de 13 años. Recuerdo que me gustó muchísimo y que -siendo joven- me abrió un poco la mente hacia el mundo que me rodeaba. Creo que tus comentarios sobre la novela están acertados, recuerdo lo dramática de la historia pero no puedo recordar gran parte de los sucesos -en parte quizá a que, como dices, es muy lento- sin embargo deseo leer de nuevo.!

    Donde el corazón te lleve es también un libro muy bueno, sin embargo claro está que no me atrae tanto como Anima Mundi. (De hecho lo leí para averiguar si algún otros de Tamaro me llamaba la atención y no fue el caso)

    Gracias por tus comentarios. Seguiré buscando una copia esperando encontrar.

    ResponderEliminar