El signo de los cuatro - Sir Arthur Conan Doyle

El signo de los cuatro (The Sing of Four), de Sir Arthur Conan Doyle
Traducción de Esther Tusquets Guillén
Autoconclusivo, aunque pertenece a la serie de novelas de Sherlock Holmes
Editorial DeBolsillo
154 páginas
978-84-9989-891-9
Resumen que nos da el libro: Sherlock Holmes abandona su letargo gracias a una hermosa joven. Su nombre es Mary Morstan y cada año, desde la desaparición de su padre, recibe una reluciente perla. Holmes y Watson resolverán un misterio que comenzó en la lejana India, junto a tesoros inimaginables y una terrible traición.
Tras días y días sin trabajo alguno, caracterizados por el aburrimiento y el gran uso de la cocaína para mantener su mente despierta, Sherlock Holmes se pone en marcha gracias a la visita de una joven señorita llamada Mary Morstan. Cada año, desde la misteriosa desaparición de su padre, recibe una perla reluciente y hermosa, de parte de un anónimo que no da señal alguna de su identidad o paradero.
Sin embargo, ese no es el motivo de su consulta: su misterioso obsequiador, le ruega un encuentro. Holmes y Watson irán descubriendo poco a poco las piezas que entretejen este extraño puzle, que trae consigo una horrible traición y un tesoro de magnitudes inimaginables.

El crimen es vulgar, la existencia es vulgar, y ninguna cualidad salvo las vulgares tiene cabida en este mundo.
Continúo con mi repaso a las novelas del emblemático detective británico. Cualquier que me conozca un mínimo, o que haya visitado este blog más de una vez, es consciente de lo mucho que significa este personaje para mí, y por descontado, de la devoción que me inspiran todas y cada una de sus novelas. Comenté en entradas anteriores que iba a releerme la serie entera, y hacerme con las obra que aún no están en mis estanterías. Hace tiempo, os reseñé Estudio en escarlata [RESEÑA], y ahora os traigo mi opinión sobre el segundo libro protagonizado por el sabueso y su fiel compañero, el doctor Watson: El signo de los cuatro.
Es curioso cómo, a pesar de haber leído esta novela más de dos veces, siempre tengo lagunas sobre su argumento. La idea principal, la tengo bien clara, pero muchos son los detalles que se me escapan. Es por eso, y por lo increíblemente amena que se hace esta lectura, por lo que lo releo cada cierto tiempo. Desde mi punto de vista, esta segunda novela no le hace sombra alguna a la primera aparición del detective, pero de todas formas, merece mucho la pena.
Todos sabemos que los clásicos, o aquellos libros escritos por algún autor anterior al siglo XX, inspiran respeto. El motivo, no es otro que la narración, ya que antaño, esta se abordaba de forma muy distinta a la de hora, con la utilización de palabras mucho más complejas, descripciones largas y detalladas en exceso. Si teméis encontraros con esto en las novelas de Holmes, no os preocupéis: no lo hay. Ésta, junto con las demás obras de Doyle, cuentan con unas descripciones concisas y claras, un ritmo ágil y frenético y unos diálogos geniales. Consigue que te introduzcas en la historia con extrema facilidad, y que, una vez iniciada la lectura, no querrás soltarla hasta terminarte el libro.
Como de costumbre, he de halagar la astucia de Arthur Conan Doyle para crear misterios tan complejos en apariencia, y desenvolverlos de la forma más sencilla y limpia posible, que nos demuestra, una vez más, que el ser humano muy afrontar los misterios y enigmas más difíciles si está bien atento y se fija, sobretodo, en los pequeños detalles. Sobra decir que, todas y cada una de éstas deducciones están hiladas con precisión e inteligencia, y que al finalizar la obra, es imposible quedarse con alguna duda.

Sherlock Holmes (Basil Rathbone)
Pero si algo hay que destacar de estos libros, son sus personajes. Es aquí donde el autor verdaderamente se luce, tanto creando y desarrollando las personalidades de cada uno, como mimando sus intervenciones. Soy una de las tantas personas que le guardan un cariño especial al afable doctor Watson, y es por eso, por lo que recomiendo encarecidamente estos libros. En la mayoría de las adaptaciones, tanto literarias como cinematográficas que he visto de estos libros, su papel se traslada a un plano más que secundario. ¡Incluso hay obras que lo tachan de inútil para arriba! Pero, en las narraciones originales, tiene un protagonismo justo, y un papel mucho más activo, el cual es digno de destacar.
Podría ahorrarme la parte en la que hablo de Holmes, pero en esta ocasión, no lo haré. Veo necesario reforzar el punto más destacable de este personaje: su realismo. El autor refleja en él luces y sombras, como cualquier persona de a pie. Por mucho que nuestro sabueso sea un genio, tiene una soberbia y un ego insultantes. En ningún momento, Doyle pretende que nos caiga bien, no busca con desespero nuestra apreciación. Sherlock, es. Y Sherlock, es fantástico. Puede caerte bien, puedes desear tirarlo por un barranco e incluso, ambas opciones; pero no se puede negar que, como personaje, está perfectamente ideado.
Además de los principales, tenemos que destacar las siempre esperadas intervenciones de los irreguladores de Baker Street, un grupillo de niños callejeros que socorren a Holmes en muchas de sus investigaciones, al creído inspector Athelny Jones o a la adorable pero fuerte señorita Morstan.
El signo de los cuatro, como todas las obras de Doyle, constituye una lectura amena y frenética, cargada de diálogos ingeniosos, resoluciones sorprendentes y personajes brillante hasta el extremo. Un libro narrado a la perfección, ideal para cualquier lector.   
Al igual que todas las criaturas humanas, pasaban de la sombra a la luz, y regresaban de nuevo a las sombras.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!


11 comentarios:

  1. Estos libros quiero leerlos, toda la saga de sherlock en general

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me encantaría empezar los libros de Sherlock, a ver si me pongo y lo hago, ¡será mi próximo reto! Jajajaja

    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  3. !Hola! Soy Fabián del blog "Lo que Medusa no pudo leer"

    Tengo anotada esta serie. Espero leerla pronto.
    Ya te sigo y espero me sigas :)
    Saludos con Hermes.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no sé si lo leeré

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  5. Creo que pronto me animaré a cob el autor. Así que tendré en cuenta este libro.

    ResponderEliminar
  6. Sólo he leído uno del autor y no me fue demasiado...tendré que volver a probar y este no pinta mal.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Tengo unas ganas enormes de leer todos los libros de Sherlock Holmes, me llaman mucho la atención. Siento que todos me van a gustar.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  8. Uhh, tengo que sacar la reseña de este libro, que lleva mil años en borradores xD
    Debo confesar que personalmente me gusta esta novela más que Estudio en escarlata, que se me hizo un tanto rara con la historia del pasado.
    Estoy completamente de acuerdo contigo en que, si bien los clásicos imponen respeto, estos no son nada complicados para leer y son ágiles, a mi me parece de lo mejorcito para iniciarse en los clásicos.
    Y también es verdad que Watson tiene más protagonismo que en las adaptaciones. De hecho fue toda una sorpresa encontrarme que él es el narrador.
    ¡Ánimo con tu relectura! Mi propósito es leerlas todas, pero por primera vez jaja
    Un besito ^^

    ResponderEliminar
  9. Sólo he leído un libro de Sir Arthur Conan Doyle, pero me encantó y quiero leer más. Gracias por la recomendación. Besos***

    ResponderEliminar
  10. Muy bien, me has convencido, me leeré ''Estudio en Escarlata'' que lo tengo en mi casa, y luego veré como consigo este XD. Me encanata como haces tus reseñas, no sé por qué pero disfruto leerlas, tengo respeto por tus opiniones, pareciera que siempre sabes que decir. Perdón, no tiene nada que ver con la reseña, pero ya era tiempo de que te lo dijera.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por pasarte por aquí, Fany. Siempre es una placer leerte :3
      Me alegro de que te decidas a darle una oportunidad a estos libros. Para gustos, colores, ya se sabe, pero por lo menos, desde mi punto de vista, son fantásticos.
      Por último, ¡muchísimas gracias! Me tomo muy en serio mis artículos, y me hace sumamente feliz ver que los demás también los valoráis. Es muy importante para mí, así que gracias de nuevo.
      ¡Un beso!

      Eliminar