Caperucita en Manhattan - Carmen Martín Gaite

Caperucita en Manhattan, de Carmen Martín Gaite
Autoconclusivo
Ediciones Siruela
205 páginas
84-7844-056-9
Resumen que nos da el libro: Sara Allen es una niña de diez años que vive en Brooklyn, N.Y. Su mayor deseo es el de ir sola a Manhattan para llevar a su abuela una tarta de fresa. La vuela de esta moderna Caperucita ha sido cantante de music-hall y se ha casado varias veces. El lobo es Míster Woolf, un pastelero multimillonario que vive cerca de Central Park en un rascacielos en forma de tarta. Pero el hilo mágico de este relato se centra en Miss Lunatic, una mendiga sin edad que vive de día oculta en la estatua de la Libertad y sale de noche para mediar en las desgracias humanas o, si es necesario, llegar a regalar un elixir capaz de vencer al miedo.
Sara Allen es una joven de casi diez años, amante de los libros desde su más tierna infancia, que fantasea despierta con la idea de tener un poco más de libertad en casa, y llevarle a su abuela, que reside en Manhattan, la tarta de fresa que mamá prepara todos los sábados. Por su parte, míster Woolf es un importante hombre de negocios muy volcado en su trabajo, con grandes comederos de  cabeza rondándole día y noche; mas, la parte más interesante, mágica y sorprendente de este relato, la lleva miss Lunatic, una anciana mendiga que vive en la estatua de la Libertad y cuyo mayor pasatiempo, recae en escuchar e intentar poner solución a los problemas de las personas.

Porque las cosas y las personas que sólo se han visto con los ojos de la imaginación pueden seguir viviendo y siendo iguales, aunque desaparezcan en la realidad. Cuando se han visto y luego se dejan de ver, el cambio es mayor.
 
Recuerdo que en Primaria, teníamos todos los años un libro enorme, que contenía fragmentos de otras novelas, poemas u obras de teatro bastante reconocidas, tanto del panorama nacional, como internacional. También recuerdo que, gracias a uno de esos libros, tuve mi primer contacto con el que a día de hoy, es mi relato preferido, El principito [RESEÑA] (es más, sé a ciencia cierta que leí la escena de la rosa y el biombo). En una de esas narraciones, había un fragmento de la novela de la que hoy os vengo a hablar: Caperucita en Manhattan, de Carmen Martin Gaite. Este breve texto, se me hizo la mar de ameno y divertido, por lo que me propuse a leer el libro entero. Sin embargo, y como suele pasar con la edad, me terminé olvidando por completo de él, hasta que, la semana pasada, me lo encontré en un estante de la biblioteca, y sin ningún miramiento, me dije "esta es mi oportunidad".
Reconozco que si lo hubiese leído de más joven, lo hubiera disfrutado el doble, ya que el libro, está visiblemente dedicado a un público más infantil. Pero, eso no quiere decir que no me haya gustado, ¡ni mucho menos! Lo que encontramos entre las páginas de Caperucita en Manhattan es entretenimiento puro y duro, y una versión moderna de la clásica Caperucita Roja de lo más particular.
Como ya he dicho, es una novela que está dedicada al público infantil, y aunque este no es un impedimento para disfrutarla de todas formas, se puede apreciar en la narración para quién está orientada, ya que ésta es fácil y amena. También está presente en el ritmo, ágil y frenético para que al joven lector no le dé tiempo a aburrirse.

 Y había sido el primero en inyectarle sus dos pasiones fundamentales: la de viajar, y la de leer. Y las dos se fundía en otra, porque leyendo se podía viajar con la imaginación, o sea soñar que se viajaba.
 
Algo que me sorprendió sobremanera, fue encontrar tanto mensaje en un libro tan sencillo. En serio, quedé impresionada con alguna que otra cita relevante, y con varias reflexiones que contiene. Sin embargo, lo más destacable, son los diálogos. Puede que algunos de ellos se vean un poco forzados; pero la mayoría, se desenvuelven con total fluidez y credibilidad. Parece que ante tus ojos, está teniendo lugar la escena, en vez de leerla. En lo referente a la ambientación, me parece correcta, ya que el libro tampoco es muy extenso y Carmen no se para en detalles sin importancia, haciendo unas descripciones cortas y concisas.
En cuanto a los personajes, nos encontramos con un elenco de lo más variado, con personalidades marcadas y muy bien diferenciadas. Para empezar, tenemos a nuestra protagonista, la simpática Sara Allen. Es imposible que esta pequeña caiga mal a alguien; sus comentarios me han sacado una sonrisa en más de una ocasión, y no he podido evitar sentirme identificada con ella cada vez que hablaba sobre sus preciados libros. Por otra parte, tenemos también a Rebeca Little, la abuela de Sara, una anciana carismática y atrevida, ex-cantante de music hall y sufridora de incontables desengaños amorosos. Pero, ¿qué clase de versión de Caperucita Roja no contaría con el lobo? En este caso, el lobo no es otro que míster Woolf, un empresario, dueño de la importante franquicia El Dulce Lobo, una de las pastelerías más pijas y famosas de Nueva York, el cual me ha caído sorprendentemente bien. Sin embargo, el personaje más especial de este libro es miss Lunatic, una mendiga empática y transparente, cuya aparición y misterioso origen, tendrá gran repercusión en el transcurso de los acontecimientos.
Por último, comentar que esta, me parece la clase de lectura ideal para los colegios (si no me equivoco, en algunos centros, se lee durante Secundaria), ya que es entretenida y de fácil comprensión, y opino fervientemente que podría animar a muchos jóvenes a introducirse en el mágico mundo de la literatura.
En resumidas cuentas, Caperucita en Manhattan es un relato atemporal la mar de ameno e interesante, con un elenco de personajes de lo más variado y una historia disfrutable y peculiar. Por si fuera poco, ¡los diálogos son formidables! Si lo quieres es pasar un buen rato, corre y apunta este título en tu lista de próximas adquisiciones. No te arrepentirás.

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un beso y hasta la próxima!


5 comentarios:

  1. Hola^^
    Lo leí obligatoriamente para clase y me sorprendió gratamente, no esperaba que me fuese a gustar tanto, pero la encontré una historia muy entretenida y que merece la pena leerla.
    besos!

    ResponderEliminar
  2. La leí hace mucho tiempo en el cole y guardo buen recuerdo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Suena muy interesante, me gustaría conseguirlo :D por cierto, aquí en las primarias, a los chicos nos dan libros de lecturas, en los que vienen fragmentos de distintos libros, adaptaciones u originales, y léi el fantasma de canterville, y me sorprendí cuando leí la historia original XD
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola! Tiene muy buena pinta, apuntado queda! Y por cierto, qué preciosidad debía ser el libro enorme con fragmentos de otras novelas/cuentos, es una muy buena manera de descubrir nuevas lecturas. Besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. No lo he leído, y a pesar de que esté enfocado a un público infantil, creo que es de esas historias que puedo disfrutar igualmente. Tal vez le eche un ojo.
    Muchas gracias por la reseña :)

    Un fuerte abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar