Las crisálidas - John Wyndham

Las crisálidas (The Chrysalids), de John Wyndham
Traducción de Angel García Fluixá
Autoconclusivo
Editorial Labor
84-335-7459-0
244 páginas
Resumen que nos da el libro: Con un concepto modificado de lo que usualmente se conoce por ciencia-ficción, el autor de Las Crisálidas nos introduce en un mundo angustioso, en el que la mutación genética ha hecho que las comunidades humanas desarrollen un código moral rígido y cruel que obliga a exterminar a todo ser viviente que esté afectado por cualquier malformación, la cual es siempre considerada como insulto a la divinidad.
El rigor de estas normas, sin embargo, no sólo generará profundos odios y temores, sino también una infinita compasión y ternura, que el autor narra magistralmente.
 

Este no es un mundo agradable para nadie, y menos para aquellos que son distintos.

Las crisálidas es una novela de ciencia-ficción escrita por el autor inglés John Wyndham. Me encontré con ella en un puesto de libros de segunda mano, y aunque su sinopsis ya me había llamado la atención, me sentí en la obligación de comprarlo cuando me enteré de que El pueblo de los malditos, una de mis películas preferidas, había estado inspirada en una de sus obras, Los cuclillos de Midwich, la cual espero leer próximamente. Empecé éste libro con bastantes ganas, y aunque me ha gustado, le he encontrado una serie de pegas que me han impedido disfrutar de la historia al cien por cien.

John Wyndham nos presenta en este breve libro un mundo donde las mutaciones genéticas, están al orden del día. Sin embargo, existen unas personas que no poseen estos "defectos", una sociedad cruel y mezquina que cree tener la verdad absoluta, y que emplea la religión como excusa para aniquilar a todo aquel que presente alguna de estas malformaciones, por ligera que ésta sea, justificándose bajo la falsa creencia de que esas mutaciones, no responden a la verdadera imagen, tachándolas de un insulto a la divinidad. Pero, en este mundo áspero y despiadado, existen también personas justas y compasivas, las cuales nos enseñarán que siempre hay lugar para la esperanza.

Como ya os he referido, comencé este libro con muy bien pie. De entrada, el autor nos plantea una sociedad bastante original -y más si tenemos en cuenta que el libro es del 76-, interesante y muy bien planeada. Personalmente, adoro las historias protagonizadas por fanáticos religiosos, y más cuando estas, están tan bien construidas con la que nos presenta el señor Wyndham. Además de la llamativa historia, adoré desde el minuto cero la forma de escribir del autor. Es sencilla, clara y concisa, pero también muy emotiva. Notas la amarga desesperación que embarga a los pobres que han de sufrir la discriminación por poseer alguna mutación, sientes el daño de las palabras tan duras y despreciables que les lanzan los "protectores" de la verdadera imagen.

El ritmo de la historia, en un principio, también se encontraba a mi favor. La primera mitad de la obra, es adictiva y amena, haciendo que las páginas se pasen solas. Sin embargo,  llegados a la mitad, éste comenzó a decaer, y de qué manera. 
Lo que verdaderamente veo preocupante, es que la novela se vuelve lenta en un momento clave, donde el lector debería de sentir preocupación, donde debería de estar intrigado, deseando saber qué ocurrirá a continuación, cuestionándose si nuestros protagonistas lograrán su objetivo o no. Sin embargo, dicha parte me resultó pesada, monótona y aburrida a más no poder. Las palabras de Wyndham, que tanto había elogiado, me resultaron repetitivas e insulsas. No me transmitía absolutamente nada, y sentía que la historia se estacaba durante capítulos enteros. Es más, me vi obligada a abandonar el libro durante algunos meses, incapaz de continuarlo por lo insufrible que se me estaba haciendo.

La cualidad esencial de la vida es vivir; la cualidad esencial de vivir en es cambio; el cambio es evolución, y nosotros formamos parte de ella. 
Sin embargo, y para mi fortuna, en las últimas cuarenta páginas se ve una mejora notable. Volví a recuperar el interés, y me encontré con un final perfecto, y a la altura de mi expectativas. Un desenlace atrapante, un broche perfecto, y creo que, solo por haberlo leído, no me arrepiento de haber sido una cabezota e insistir en terminarlo.

La obra está narrada en primera persona, desde el punto de vista de David. Es él el único personaje que llegamos a conocer más a fondo, y aunque bien es cierto que su psicología y desarrollo es correcto, me hubiese gustado poder saber más del resto. Nuestro David posee un don que le permite comunicarse con otros pocos muchachos y muchachas a través de la mente, mediante los llamados conceptos pensados. Sin embargo, cuando el resto de aldeanos se da cuenta de que algo falla, él y sus amigos, tendrán que verse obligados a huir hacia los Bordes, una zona hostil donde habitan todos aquellos hombres con grandes deformidades físicas. Es un personaje valiente y decidido, inteligente y audaz. Un protagonista ideal para esta clase de historia, y el lector llega a conectar y sentirse identificado con él en más de una ocasión por lo que, sin duda, está muy bien logrado.
En lo referente al resto de personajes, me repito: no se ahonda en ellos. De lo poco que Wyndham nos deja conocer, lo único que puedo sacar en claro, es que tanto Sophie, la valerosa amiga de David, como el tío Axel, que nos regala grandes e interesantes reflexiones, están entre mis predilectos.
Las crisálidas es una novela que, a pesar de sus altibajos en cuanto al ritmo, os insto a que leáis: una historia formidable y elocuente, con gran crítica social, muy bien escrita y con un protagonista bastante logrado. El final, por descontado, está a la altura del resto de la novela, siendo un desenlace de diez. Leedlo.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

8 comentarios:

  1. Me ha entrado por el ojo la sinopsis, me gustan mucho este tipo de distopías, y el tema de la modificación genética parece muy interesante. Buena reseña, y gracias por la recomendación.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no me termina de llamar así que no creo que lo lea :P
    Besoo!<33

    ResponderEliminar
  3. No conocía este libro y has conseguido que pese a su caída de ritmo me haya picado la curiosidad, así que me lo apunto.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    No conocía el libro pero tampoco me llama demasiado. Por lo que cuentas no tiene mala pinta pero eso de que decaiga en el momento más importante... menos mal que luego mejora que si no... jaja.
    Gracias por la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Normalmente me suelen gustar los libros con crítica social, y puedo ver que este no está muy lejos de la realidad. Tan sólo con fijarnos en el Estado Islámico, que por su fanatismo y fundamentalismo asesinan a personas inocentes... En fin, me echa un poco para atrás el decaimiento del ritmo de la narración, pero aún así anotaré este libro entre mis pendientes.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Aunque decae el ritmo, creo que voy a leerlo en algún momento. Tiene pinta de que me va a gustar y me voy a conmover :) me gusta la ciencia ficción con toques de realidad.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hace tiempo estoy deseando leer algo de este autor y creo que este seria un buen libro para empezar, besos.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me termina de llamar.
    Un beso.

    ResponderEliminar