La caída de los Increíbles Zalinda (Sherlock Holmes y los Irreguladores de Baker Street #1) - Tracy Mack y Michael Citrin

La caída de los Increíbles Zalinda (The Fall of the Amazing Zalindas), de Tracy Mack y Michael Citrin
Ilustraciones de Greg Ruth
Traducción de Alberto Jiménez Rioja
Serie Sherlock Holmes y los Irreguladores de Baker Street (#1 de 4) La caída de los Increíbles Zalinda | El misterio del espíritu invocado | En busca de Watson | El encuentro final
Editorial Everest
978-84-241-7840-6
247 páginas
Resumen que nos da el libro: Si a estas alturas no sabe a quién nos referimos cuando hablamos de Sherlock Holmes, detective y asesor, la mente más brillante y más famosa de todas las épocas que se haya dedicado a resolver delitos, es que sin duda ha pasado usted años debajo de una roca o ha sido criado por los lobos en lo más profundo de los bosques, porque se han escrito páginas y más páginas sobre él. Los que están familiarizados con Holmes sabe que no trabaja solo: un leal grupo de chicos sin HOGAR, los llamados Irregulares de Baker Street, le ayudan en su lucha contra el crimen. ¿No siente curiosidad por esta banda de arrapiezos callejeros? La dirigen Ozzie, listo como el hambre, y Wiggins, cuyas argucias dejan en ridículo a los delincuentes más célebres. Son también miembros del grupo Rohan, el gigante candoroso, el diminuto Alfie y otros.
Llamaba a los chicos los Irreguladores de Baker Street, y decía que eran “sus ojos y sus oídos en la calle”.

Tan conocidos como los libros que escribió Arthur Conan Doyle sobre Sherlock Holmes, son también algunas de sus adaptaciones; ya sea a modo de libro, serie de televisión o película, todos hemos coincidido - y seguro que más de una vez- con el elocuente sabueso londinense. Y no es de extrañar, puesto que el personaje de Doyle, es tan brillante, que es imposible no querer retratarlo una y otra vez. Hoy os vengo a hablar precisamente de eso, de una adaptación: La caída de los Increíbles Zalinda, de Tracy Mack y Michael Citrin, una novela corta y entretenida, que a pesar de estar enfocada a un público más infantil, me ha hecho disfrutar como una enana y me ha amenizado la tarde. 
Si ya habéis catado los originales de Doyle, conoceréis a los Irreguladores de Baker Street. Para los que no, ¿qué deciros de esta pequeña cuadrilla de niños callejeros? Son unos inteligentes pícaros que conocen a la perfección cada rincón de Londres, y a los cuales, pasar desapercibidos no les supone problema alguno.Gracias a esta particularidad, son contratados cambio de unas cuantas monedas por Holmes, para quien recolectan información, investigan y siguen de cerca a los sospechosos.
En esta ocasión, Mack y Citrin nos dirigen hasta un circo, donde no hace mucho, tuvo lugar la trágica muerte de los hermanos Zalinda, una talentosa familia de funambulistas que fallecieron en plena actuación. Sin embargo, lo que en un principio se le atribuye a un defecto de la cuerda que debiera sujetarlos, derivará pronto en un asesinato premeditado, que a su vez, esconde muchísimo más
Como ya os he referido, la novela está dirigida a un público más infantil que juvenil, pero, a pesar de ello, resulta una lectura interesante cuanto menos. Esconde un montón de guiños al universo holmesino, que alegrarán a cualquier adepto a las obras de Doyle; para el resto, puede ser el regalo ideal para ese sobrino que juega a los detectives, e incluso el acompañante perfecto para una tarde de reposo.

No podemos ser víctimas otra vez de nuestros propios recelos

Las prosas de Michael Citrin y Tracy Mack se entremezclan a las  mil maravillas, conformando un estilo único que a pesar de ser sencillo, está cuidado en extremo. Nos describen con total claridad y lujo de detalles esas calles lúgubres y sórdidas propias de los bajos fondos londinenses. Emplean, además, palabras típicas de la época, dotando a los diálogos de sorprendente realismo; en adición, las hermosas y fantásticas ilustraciones de Greg Ruth, ayudan a introducirnos con más facilidad en ésta historia cargada de enigmas, misterio y mucha, mucha diversión.
Misteri Kematian Bintang Sirkus (Sherlock Holmes & Laskar Jalanan Baker Street, #1)Sin embargo, el punto fuerte del libro, recae en los personajes. Aunque son unos niños y no presenta por ello una psicología especialmente compleja, es muy sencillo empatizar con ellos. Cada uno de los muchachos posee una personalidad distinta, y muy bien definida; conocerlas todas, es un auténtico deleite. Y es que, no sucumbir al encanto de estos enternecedores pícaros, es tarea difícil.
Ozzie es, sin lugar a dudas, nuestro protagonista: un joven copista locuaz y valiente a más no poder, cuyas hipótesis serán clave en el desarrollo de la obra; también tenemos a Wiggins, el líder de la pandilla, un muchacho espabilado, que se preocupa por mantener unidos a los Irreguladores; Rohan, un tímido grandullón de corazón noble, logrará encandilarnos con unas pocas palabras, y lo mismo puede aplicarse a Alfie, el benjamín de la banda, un pequeñín con más orejas que Dumbo, que os hará sonreír con sus ocurrencias, siempre fuera de lugar.
En cuanto a los personajes que ya conocíamos, mucho tengo que decir. Ésta versión light de la mente fría y calculadora de Holmes, me ha agradado sobremanera. Combina a la perfección con el relato, y aunque no sea idéntico al original, esto no le quita punto alguno a la obra; por su parte, el afable doctor Watson, posee, como parece ser costumbre en las adaptaciones de estas novelas, un protagonismo muy limitado. Es un hecho que, por norma general, suele fastidiarme, pero que en esta ocasión, no lo ha hecho. El motivo es que la poca relevancia que se le da al médico tiene su explicación: los Irreguladores le tienen mucha manía por no mencionarlos en las historias que escribe para el periódico.  Ver a los pícaros poner verde al pobre John, es un detalle que me ha hecho reír repetidas veces.

Hay que saber, chicos, que el hombre mediocre no reconoce nada mejor que él mismo, pero el hombre de talento reconoce siempre al genio. 

Aunque la novela tiene una trama definida y cerrada, se nos presentan una serie de personajes que tendrán más relevancia de cara a las siguientes entregas, y un misterio –bastante predecible en mi opinión- relacionado con el origen de Ozzie, que se irá desvelando poco a poco.
Para finalizar, os comento que el libro cuenta, además, con un glosario con las palabras típicas de la época, un texto sobre el arte del disfraz o información adicional sobre los carruajes; también incluye un fragmento de La aventura del carbunclo azul, más concretamente el episodio del sombrero. En definitiva, una serie de monerías la mar de adorables, y un añadido ideal para la novela.
Aquí os dejo unas fotografías para que veáis la preciosa edición. Personalmente, creo que merece mucho la pena hacerse con un ejemplar; el contenido es de buena calidad, y la edición, en pasta dura con sobrecubierta, está muy currada, tanto por fuera, como por dentro

 


La caída de los Increíbles Zalinda es una adaptación entretenida y amena a más no poder, narrada de una forma cuidada y única. Os animo a darle una oportunidad, aunque sólo sea para conocer a los simpáticos Irreguladores. 


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

7 comentarios:

  1. Nunca he leído a Conan Doyle, así que creo que antes de coger algo como ésto, debería mínimo conocer la obra original XD. De todas formas, no suelen gustarme las reescrituras actuales de grandes clásicos y por otros autores, es algo que no veo necesario, cuando hay tanto talento nuevo y original por ahí.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
  2. No lo he leído pero me llama la atención.
    He leído algo de Arthur C. Doyle y me gustaría saber cómo se las han ingeniado los autores de este libro para realizar la adaptación manteniendo la esencia. Además, los libros entre dos escritores siempre me ha resultado interesante porque son dos personas distintas escribiendo un mismo texto y, a mi parecer, es algo complicado hacer que cuadre bien todo. Oh, y también me ha picado también la curiosidad el dato del odio de los Irreguladores hacia Watson, jajaja.

    ¡Un abrazo, Rode! :)

    ResponderEliminar
  3. En su momento leí todo lo que había de sherlock Holmes y... ya casi no me acuerdo de nada jajajaja pero ahora no me veo capaz de leerlos de nuevo. No sé, creo que es de esas lecturas que tienen su momento. Pero realmente es buena y da gusto leerlo.
    ¡Un besote!
    -Gin-

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola guapa!

    Pues mira, yo es que con las novelas de misterios y detectives tengo un problemilla, y es que les di mucha caña hace unos años (era lo ÚNICO que leía) y me he cansado de ellos :( así que me estoy dando un tiempecito, pero tengo clarísimo que en cuanto tenga ganas iré a por Sherlock Holmes, porque no sé qué hago sin leerlo aún *-* Muchas gracias por la reseña :D

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Hace poco me he hecho con un libro de Sherlock Holmes pero no es la historia de otro autor sino de Conan Doyle y estoy deseando leerlo. Me encanta el personaje y creo que va a ser muy buena lectura :)
    Un besooo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto que será una buena lectura! Los originales de Doyle son una pasada. Estoy deseando saber qué te parece :3
      Gracias por pasarte, ¡un besazo!

      Eliminar
  6. Ahora me entero de que se llaman Irreguladores, en mi mente siempre lo he pronunciado los "irregulares" xDD
    Pues, antes de leer adaptaciones, primero quiero acabar la saga original de Sherlock, que aunque me gustan mucho solo he leído 2 de ellos, y aún me queda. Aunque en El signo de los cuatro ya conocí a estos simpáticos chavales ^^
    Me gusta mucho lo que retratas de la novela, la ambientación londinense y las personalidades tan dispares de los protagonistas.
    Y también me gustan mucho las ilustraciones.
    Un besote!

    ResponderEliminar