Los años de peregrinación del chico sin color - Haruki Murakami

Los años de peregrinación del chico sin color, Haruki Murakami
Editores Tusquets
314 páginas
9788483837443
Resumen que nos da el libro:  Cuando Tsukuru Tazaki era adolescente, se sentaba durante horas en las estaciones para ver pasar los trenes. Ahora, con treinta y seis años, es un ingeniero que diseña y construye estaciones de ferrocarril y que leva una vida tranquila, tal vez demasiado solitaria. Cuando conoce a Sara, una mujer por la que se siente atraído, empieza a plantearse cuestiones que creía definitivamente zanjadas. Entre otras, un traumático episodio de su juventud: cuando iba a la universidad, el que fue su grupo de amigos desde la adolescencia cortó bruscamente, sin dar explicaciones, toda relación con él, y la experiencia fue tan dolorosa que Tsukuru incluso acarició la idea del suicidio. Ahora, dieciséis años después, quizá logre averiguar qué sucedió exactamente. Ecos del pasado y del presente, pianistas capaces de predecir la muerte y de ver el color de las personas, manos de seis dedos, sueños perturbadores, muchachas frágiles y muertes que suscitan interrogantes componen el paisaje, pautado por las notas de Los años de peregrinación de Liszt, por el que Tsukuru viajará en busca de sentimientos largo tiempo ocultos. Decididamente, le ha llegado la hora de subirse a un tren. Los años de peregrinación del chico sin color Tsukuru Tazaki, un joven japonés que, años atrás vivió una experiencia tan desoladora, como particular: su grupo de amigos, cortó toda relación con él de la noche a la mañana, sin proporcionarle explicación alguna. Este hecho, llegó a herirlo de tal forma que, durante meses, Tsukuru llegó a plantearse la idea del suicidio; mas, nuestro joven ingeniero, consiguió salir adelante y, a pesar de que el fantasma de lo ocurrido parece no querer despedirse de él, -y con bastante éxito- no pensar en ello. Sin embargo, y tras mantener una conversación con Sara, mujer por la que se siente atraído, se verá animado a descubrir qué se esconde tras ese suceso tan traumático, y cuáles fueron los motivos que movieron a sus compañeros a excluirlo sin remordimiento alguno.
- Pero quizá, con el paso del tiempo, mantener el grupo se convirtió en un propósito más. 
- Existir y seguir existiendo era en sí un propósito. 

Los años de peregrinación del chico sin color nos presenta a Tsukuru Tazaki, un joven japonés que, años atrás, vivió una experiencia tan desoladora, como particular: su grupo de amigos, cortó toda relación con él de la noche a la mañana, sin proporcionarle explicación alguna. Este hecho, llegó a herirlo de tal forma que, durante meses, Tsukuru llegó a sopesar la idea del suicidio; mas, consiguió salir adelante y, a pesar de que el fantasma de lo ocurrido parece no querer despedirse de él, intenta no pensar mucho en ello. Sin embargo, y tras mantener una conversación con Sara, mujer por la que siente atraído, se animará a descubrir qué se esconde tras ese suceso traumático, y cuáles fueron los motivos que movieron a sus compañeros a excluirlo sin razón aparente. 

No las tenía todas conmigo cuando comencé Los años de peregrinación del chico sin color; Murakami es un escritor que, para bien o para mal, no deja indiferente. He leído reseñas que criticaban su pretensión y pedantería, y otras tantas, que halagaban la complejidad de sus historias y sus profundos mensajes. Después de leerlo y, contra todo pronóstico, puedo decir que me sitúo en un punto intermedio: no me ha parecido un mal libro, pero tampoco es nada del otro jueves. Bien es cierto que esta, no es considerada una de sus mejores obras, pero aún así, pensé que leer al conocido autor japonés, sería algo mucho más enriquecedor -incluso de los malos libros se aprende algo; tenedlo bien en cuenta-. Me he encontrado con una lectura entretenida, amena, y con unos cuantos puntos destacables pero, también, con unos cuantos errores y detalles que no han terminado de convencerme. En resumen: un libro más. 

Muchos tantos antes que yo, han criticado la narración de Murakami, tachándola de simple. Bien, yo lo reafirmo: es demasiado directa y sencilla, pero posee ritmo y cierta musicalidad, lo que la convierte en una prosa muy fácil de leer y, más aún, de disfrutar. Gracias a la intrigante premisa de la que parte, que te mantiene con ganas de saber qué esconden los amigos de Tsukuru, y la agilidad con la que se desarrolla la obra, es imposible que tardes más de unas pocas horas en terminarlo. La única pega especialmente destacable que le encontré al estilo de Murakami, son los diálogos; no todos, pero muchos de ellos, me resultaron demasiado pedantes. Me tuve que enfrentar ante charlas pretenciosas, que buscaban sonar profundas e inteligentes, pero que desentonaban a más no poder. Pero, al margen de este detalle que, aunque bastante molesto, no basta para opacar al resto de la novela, puede decirse que he disfrutado como una enana leyendo el libro y que, en un futuro, no me importaría darle otra oportunidad al autor. 

[...] Los corazones humanos se unen sólo mediante la armonía. Se unen, más bien, herida con herida. Dolor con dolor. Fragilidad con fragilidad. No existe silencio sin un grito desgarrador, no existe perdón sin que se derrame sangre, no existe aceptación sin pasar por un intenso sentimiento de pérdida. 

Murakami nos cuenta la historia de Tsukuru con un tono cargado de melancolía y nostalgia, el cual, ha conseguido ponerme los pelos de punta. Aborda, de una forma sincera y cercana, temas como la amistad -sin idealizarla, lo cual es un claro punto a favor-, el paso del tiempo o el olvido, conceptos que, hoy día, son capaces de quitarnos, a mí y a muchos otros, unas cuantas horas de sueño. Y, apoyándose en estos temas, el autor logra desarrollar la psicología de un personaje magnífico, con el que es difícil no sentirse identificado. Tsukuru es un joven ingeniero, que siente una profunda pasión por los trenes, y que, pese a tener una vida bastante acomodada, jamás se ha sentido del todo satisfecho consigo mismo. Es un protagonista bastante interesante y complejo, que presenta incontables inseguridad y un profundo miedo a su naturaleza oculta - la cual, "nos exhibe" en forma de sueños-. Sin embargo, y frente a la perfecta caracterización de Tsukuru, tenemos al resto del elenco que, pese a poseer características y personalidades muy curiosas, que podrían haber dado mucho más jugo, no terminan de aprovecharse

Finalmente, y muy ligado con el punto anteriormente citado, tenemos el detalle que más me ha disgustado de toda la obra: la resolución de la misma, y no sólo por lo que pasa -que también-; sino por la forma en la que ocurre. Me dio la sensación de que Murakami tenía prisa por terminar el libro y, al no saber cómo cerrarlo, escribió lo primero que le vino a la cabeza. Realmente, el broche que propone, no deja de resultarme descabellado, pero reconozco que, con  algo más de desarrollo, podría haber dado el pego; sin embargo, el autor te lo lanza así, sin anestesia alguna, dejándote más frío que un témpano de hielo. Sí, de acuerdo, es un desenlace impactante, pero no porque la resolución sea brillante, sino porque está tan cogida con pinzas, que es imposible no sorprenderse. 

El talento es como un recipiente. La capacidad del recipiente no cambia por mucho que uno se esfuerce. Y cuando el agua llega al borde, rebosa. 



Los años de peregrinación del chico sin color es una lectura que, si bien posee un final bastante decepcionante y descabellado, resulta entretenida, fresca y amena a más no poder. No es una obra de arte pero, por lo menos, no os aburrirá.

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? ¿Cuál es vuestro título preferido de Murakami?
¡Un abrazo, y feliz fin de semana!

7 comentarios:

  1. Hola! ^^
    Yo con Haruki Murakami no acabo de congeniar. El primer libro que leí fue "Tokio Blues", que me gustó, pero me pareció bastante normalito. Y hace no mucho intenté probar a leer otro, y elegí "Hombres sin mujeres", que es una recopilación de relatos. Pues después de leer unos cuantos tuve que dejarlo, porque no le encontraba sentido a ninguna de las historias. Este que comentas no creo que lo lea, de hecho no tengo claro que vuelva a leer otro de sus libros.Simplemente creo que este autor no es para mi.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que, si tienes dudas sobre si darle la patada definitivamente o no, probaría con otra de sus obras ya que, si bien Hombres sin mujeres (el cual quiero leer xD) no fue santo de tu devoción, Tokio blues te resultó entretenido. Por probar no se pierde nada :D Pero si no tienes ganas, ¡a otra cosa, mariposa! Hay un montón de buenas lecturas aguardando a que les des una oportunidad.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. ¡Buenas!

    Me da rabia que este libro lo haya escrito Murakami porque la historia me ha interesado... El único libro que leí fue "Tokio Blues" y lo dejé porque me estaba resultando inaguantable Uu Por lo que comentas de este, tiene los mismos "fallos" que el que comento, así que no sé... Quiero darle otra oportunidad a Murakami y me llama la atención este libro, pero a la vez me repele un poco y tu reseña no hace sino confirmar lo que ya pensaba... De todas formas me ha gustado leer tu reseña, me gustaba el título, pero ni siquiera sabía de qué iba hasta ahora, creo D:

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me han comentado (y en más de una ocasión) que lo mejor de Murakami, son sus historias cortas. Y tiene cierta lógica, ya que menos páginas = menos pedantería xD En fin,estaré encantada de leer tus impresiones cuando vuelvas a enfrentarte a Murakami óuó
      ¡Un besete!<3

      Eliminar
  3. Holi!

    Todavía no probé con Murakami, aunque el que hace años que tengo ganas de probar es After Dark. Una amiga incluso tiene (y leyó) la mayoría de sus libros, pero no me animé, me intimida un poco jaja

    ResponderEliminar
  4. Buenas :)

    Yo de Murakami no puedo opinar mucho, la verdad, porque sólo he leído un libro, Tokio Blues, pero me gustó tanto que sé seguro que quiero leer más de este hombre. Aunque claro, tengo un poco de miedo porque dudo que otro me conquiste tanto como aquel :S Por si acaso, este lo tacho de mi lista e iré a por otro con mejores críticas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Me encanta Murakami, he leído varias novelas suyas, todavía me quedan unas tantas, pero siempre consigo sacar algo positivo de todo lo que leo de él.

    Esta novela, por ejemplo, me encantó.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar