Penny Dreadful (1ªTEMP)

Penny Dreadful 
Creada y escrita por John Logan
Fotografía de Xavi Giménez, Owen McPolin, P.J. Dillon
Música por Abel Korzeniowski
2 temporadas, hasta la fecha (8 capítulos cada una)
Sinopsis: Presenta una Inglaterra victoriana con la presencia de famosas creaciones literarias como Frankenstein, Drácula o Dorian Gray. Un torturado explorador, una vidente con secretos, un pistolero americano y un prometedor cirujano se unen en el Londres victoriano para combatir una amenaza sobrenatural y recuperar a una joven desaparecida. - EXTRAÍDA DE FILMAFFINITY 
La premisa de la que parte la nueva serie de John Logan, no podía ser más simple: Penny Dreadful nos habla de un explorador retirado llamado Malcolm Murray, quien busca desesperadamente a su hija Mina, raptada tiempo atrás por unas siniestras criaturas de oscura naturaleza. Para llevar a cabo tan ardua misión, el viejo aventurero cuenta con la ayuda de Vanessa Ives, una joven clarividente y amiga de la infancia de la desaparecida que, gracias a sus extrañas habilidades, se convierte en un pilar fundamental de la búsqueda. Hasta aquí, cualquiera es consciente de que no está delante de un argumento especialmente elaborado o una trama enrevesada; pero intuye, a su vez que, de llevarla de forma correcta, esta producción de Showtime puede resultar, como mínimo, entretenida. Y es que, si bien Penny Dreadful parte de una historia más sencilla que un lápiz, termina resultando un producto la mar de interesante y original, aportándole un toque de frescura a un género que ya muchos creíamos muerto. ¿Qué cómo lo logra? Sencillo: suple sus carencias argumentales ayudándose de una estética impresionante, una ambientación de escándalo y unos personajes redondos y curiosos a rabiar. Logan no se limita a contarnos los ires y venires de Ives y Murray; nos introduce personajes interesantes y carismáticos, como el americano Ethan Chandler, un pistolero al que contrata nuestro dúo protagonista y que esconde un perturbador secreto; Brona Croft, una prostituta enferma de tuberculosis o Sembene, el sirviente de Sir Malcolm. ¡Pero ahí no acaba la cosa! Logan va mucho más allá y, en vez de limitarse a ofrecernos personajes de su propia cosecha, le da una vuelta de tuerca a los protagonistas de las clásicas novelas góticas. Es así como, en un mismo escenario, podemos encontrarnos a Victor Frankenstein (quien acepta a regañadientes participar en la causa de Ives), Dorian Gray o el profesor Van Hellsing, sin que esto nos resulte chocante debido a lo bien llevada que está esta extraña mezcla de elementos y lo mucho que estos le aportan a la trama principal que, por sí misma, era muy difícil de sostener. 

Ambientada en el Londres del siglo XIX, Penny Dreadful nos regala constantes referencias a sucesos acontecidos durante la época, como el caso de Jack el Destripador; asimismo, la literatura es un indispensable dentro de la producción, y no sólo por sus protagonistas: allá donde mires, encontrarás pequeños guiños y alusiones que harán sonreír a más de uno. De hecho, hasta el nombre de la serie, hace referencia a unos panfletos que se vendían a un penique, y que contenían historias donde la sangre interpretaba el papel más ambicioso. Estas constantes alusiones, sumadas al brillante vestuario y a la impresionante ambientación, consiguen que el espectador concede con la historia en cuestión de segundos

Con la intención de darle más profundidad a los personajes, la serie va desarrollando distintas subtramas, que se entremezclan con la principal de forma magnífica, aportándole grandes dosis de interés. La que tiene más peso durante esta primera temporada y la que más he disfrutado ha sido, sin duda, la relacionada con Frankenstein (viendo lo mucho que me gusta el libro, no era de extrañar); nos presentan a un Victor engreído, solitario y un tanto capullo, que, pese a distar bastante del original de Shelley, resulta un personaje la mar de carismático (además, hay que tener en cuenta que no es una adaptación; si quieres conocer al verdadero Frankenstein, lee el libro); en la otra cara de la moneda, tenemos a la criatura que, tal y como pasa en la novela, es imposible no adorar. Ethan, pese a la evidencia de su secreto (en serio, te lo destripan en la cabecera y todavía se esperan que te sorprendas al final...) también me parece interesante. Es el que aporta algo de estabilidad al grupo, pensando siempre antes de actuar e intentando escoger, en todo momento, la opción correcta. Ir descubriendo las distintas caras de Vanessa Ives, ha supuesto una experiencia la mar de gratificante. Hacía tiempo que no me encontraba ante un personaje tan particular y bien llevado. El capítulo que se centra exclusivamente en ella, es de mis preferidos y es que, es imposible no cogerle cariño a lo largo de la temporada. También vamos conociendo (aunque a un ritmo mucho más lento) a Murray que en un principio me resultó un personaje bastante insípido y seco, pero cuya evolución, no dejo de alabar.  Los secundarios, pese a no estar tan bien construidos (con la excepción de la impresionante Brona), también resultan  agradables menos, y he de decirlo, Dorian Gray. Y no por nada, sino porque su personaje, a pesar de que en teoría es uno de los más relevantes, me parece demasiado plano y lineal. Espero que, de cara a la segunda temporada, se ahonde más en él porque estoy segura de que pueda aportar y aportará mucho juego en los siguientes capítulos. 

En cuanto a las interpretaciones, está claro que, la que más se luce, es la fantástica Eva Green. No la había visto actuar hasta la fecha, y he quedado más que maravillada. Hace una papel increíble, y es capaz de transmitir con total naturalidad los distintos estados en los que nos encontramos a Vanessa a lo largo de la temporada. Rory Kinnear, quien está impresionante dando vida a la torturada creación de Frankenstein, también me ha conquistado con su brillante interpretación llegando a gustarme, casi tanto, como la del propio doctor (¿cómo se las apaña Treadaway para dar tan mal rollo?). Josh Hartnett, como de costumbre, está impecable, al igual que Timothy Dalton. Incluso Reeve Canrey, cuyo personaje no me ha terminado de calar (y al cual me costaba ver en el papel) me ha convencido. Aunque solo sea por ver las interpretaciones, echadle un ojo. ¡Merecen mucho la pena! 

El único fallo relevante que le encuentro a la serie (al margen de su argumento facilón) es el ritmo tan irregular con el que se desarrolla. Hay capítulos que se te pasan volando, y otros tantos que resultarán útiles para combatir el insomnio. Lo peor es que este ritmo tan pausado, hace un gran daño al desenlace de la temporada, que si bien me dejó satisfecha en cuanto a las tramas secundarias, cerró la historia principal de una forma muy brusca y poco creíble


En resumen, Penny Dreadful es una serie altamente recomendable para todos los amantes de la literatura gótica y los cuentos de terror que, gracias a su brillante estética, sus increíbles personajes y sus logradas interpretaciones, consiguen hacerte olvidar sus carencias argumentales y su ritmo irregular. ¡Altamente recomendada! 

¿La habéis visto? ¿Os llama la atención? ¿Os gusta la literatura gótica? 
Un besete.

8 comentarios:

  1. Siento que me repito siempre que opino de esta serie, pero coincido en casi todo lo que dices. Es una joya, llena de referencias para todos los fans de la literatura gótica y lo victoriano en general y con unos actorazos de aúpa (la Green a la cabeza, por supuesto).

    ResponderEliminar
  2. ¡Hey!

    Cuando vi esta serie sabía que le gustaría a... mi mami :D Sí, a ella le encanta todo lo de "terror" y le encanta esta serie, me la va contando así que estoy más o menos enterada XD Quizá si fuera una película la hubiera visto aunque fuera por la estética, que es genial, como tú bien dices ♥ Pero las series y yo no somos amigas .___.

    La verdad es que leyendo tu reseña me han dado hasta ganas de verla, pero sé que nooo D: Además lo del ritmo irregular me acabaría de matar y pese a que en su momento disfruté de "La liga de los hombres extraordinarios" (¿alguien más? Parece que todo el mundo odia esa película D: XD), no me va mucho lo de las reinvenciones, reboots, reimaginaciones y demás onò

    En fin, si no comentaba estas chumineces reventaba, sí D: XD

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
  3. Hola :D

    No conocía para nada esta serie, pero la temática me va bastante :o, así que la tendré en cuenta :D. Gótico, época victoriana, terror... ¡me encanta!, y encima son pocos capítulos ^^ Anotada queda.

    Ya enlacé tu blog también al mío :D

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  4. A mi la trama me llama la atención de entrada. Pero por lo que cuentas, además tiene una buena ambientación y buenos personajes. Así que razón de más para ponerme con ella.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. A mí me gusta el género de terror en general, y luego la literatura gótica, así como el cine, también me atraen bastante, así que en cuanto supe de la existencia de esta serie, no tardé ni un segundo en echarle un ojo. Ante todo es una serie que está muy bien hecha, todo en ella es impecable, tanto la ambientación como los personajes. Es cierto que su ritmo es lento, pero en mi opinión, esto no le resta ni una pizca de interés. Eso sí, reconozco que alguna noche (que es cuando veía los capítulos) si me ha entrado sueño, pero eso no era por culpa de la serie xD

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! me encanta esta serie y ya me he visto las dos temporadas. Ademas, la actriz protagonista es sobresaliente y en la segunda temporada se supera aún más. muy recomendable
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. A mi esta primera temporada me encanto pese a sus fallos, como una trama principal algo débil -la de la hija de Murray- que solo sirve como aglutinante de las secundarias o esos personajes secundarios que pese a dar mucho juego luego quedan en nada. Eso sí, a parte de la ambientación lo que consigue que te quedes hipnotizado capítulo tras capítulo es Eva Green, que se deja piel como Vanessa y les roba los planos al resto del reparto. Aún no he visto la 2ª temporada, pero no tardaré mucho en hacerlo.

    ResponderEliminar
  8. La serie la tengo empezada pero no lo sigo. Habré visto cuatro o cinco capítulos pero entre unas cosas y otras no pude seguir y ahí la tengo, abandonada. Aunque también es cierto que no se si la continuaré..
    Gracias por la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar