{Wrap-up} Noviembre, Diciembre y Enero 14-15

Técnicamente, no hemos finalizado todavía enero -queda menos de dos días-, pero como sé que no me dará tiempo a terminar ninguna novela durante este corto período de tiempo, aprovecho para traeros el resumen de estos últimos meses. Esperemos que de cara a febrero, sea capaz de recuperar el ritmo normal de esta sección, y traérosla mensualmente, como en sus inicios.
LECTURAS




Croquetas y wasaps, de Begoña Oro  [RESEÑA]
Novela de corte juvenil breve y entretenida, que a pesar de sus carencias, hará tu tarde más amena  y llevadera. La sonrisita de felicidad que te quedará tras haberlo leído, no te la quitará nadie.
Guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams  [RESEÑA]
Y, hablando de sonrisas... ¿Qué mejor recomendación que Guía del autoestopista galáctico para reírse un buen rato? Personajes de lo más peculiares, escenarios extraños y una larga sucesión de escenas hilarantes es lo que os encontraréis en esta brillante joya de Douglas Adams. Tal y como nos aconseja la Guía: que no cunda el pánico.
Alas para un corazón, de David Almond  ★  [RESEÑA]
Meses después de haberlo leído, todavía no sé con exactitud qué pensar de esta conmovedora obra. Entre sus páginas, me he encontrado con una enorme cantidad de sentimientos encontrados a los cuales no sé ponerles aún nombre. 



El tesoro, de Raquel Cánovas Molina   [RESEÑA]
Breve relato la mar de interesante, que, según la edad del lector, puede interpretarse de distinta forma: para los más peques, será un cuento normal, cargado de diversión y aventuras; para el resto, una obra cargada de metáforas y significado. Recomendado queda.
El alquimista, de Michael Scott [RESEÑA]
Inicio de serie de lo más entretenido, que, a pesar de sus pequeños fallos, ha conseguido intrigarme hasta el final. Una de las recomendaciones más acertadas para introducirse en el mundo de la literatura.
Jasper Jones, de Craig Silvey  [RESEÑA]
Este libro lo estaré recomendando por activa  y por pasiva hasta que alguien más lo lea. Es una auténtica joya, y me sorprende que no sea más conocido; Craig Silvey ha escrito una novela juvenil magnífica, dotada de una narración sublime, profunda y protagonizado por el que probablemente sea el mejor personaje que he leído dentro del género.



El juego del ángel, de Carlos Ruiz Zafón   [RESEÑA]
He aquí una obra cargada de contrastes, con tantos puntos negativos, como positivos. Sin embargo, aún con sus errores, opino que es un libro que merece bastante la pena, gracias, básicamente, a lo bien escrito que está, y a su personaje principal.
La caída de los Increíbles Zalinda, de Tracy Mack y Michael Citrin   [RESEÑA]
Adaptación de corte infantil-juvenil basada en el mundo que Sir Arthur Conan Doyle recrea en los relatos de Sherlock. Protagonizada por los Irreguladores de Baker Street, La caída de los Increíbles Zalinda es una novela entretenida, amena y la mar de adorable, que podrán disfrutar tanto los nuevos aprendices de detectives, como los amantes del canon holmesino.
La evolución de Calpurnia Tate, de Jacqueline Kelly   [RESEÑA]
Con una preciosa y emotiva prosa, Jacqueline Kelly nos introduce de lleno a finales del siglo XIX, presentándonos la lucha de una joven niña que sueña con dedicarse a la ciencia y dejar de lado las labores del hogar. Leedlo. Ya. Ahora.

PELÍCULAS



Bajo la misma estrella
Filme entretenido y con buenas actuaciones, que consiguió sacarme una sonrisa, y casi una lágrima. Sin embargo, al igual que la obra en la que está basada, dista mucho de encontrarse entre mis predilecta, y sigo encontrándole pegas por todas partes.
Reflejos 
Película de miedo interesante, con actuaciones mejorables pero buenas en su mayoría que, si bien no me hizo temblar de puro miedo y esconderme bajo las sábanas, logró amenizarme la tarde y mantenerme intrigada con su peculiar argumento.

¿Habéis leído los libros? ¿Y visto las películas? ¿Os llama algo la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!



El túnel de cristal - María Gripe

El túnel de cristal (Glastunnel), de María Gripe
Traducción de Manuel Olasagasti
Autoconclusivo
Ediciones SM
173 páginas
Resumen que nos da el libro: Un chico desaparece. Su huida de casa es fruto de una decisión repentina, inexplicable. En vez entrar en la clase de danza, coge el tren y aparece en Estocolmo.
Cambia algo el exterior y su nombre. No quiere que sus padres le localicen. Tiene que llegar hasta el final de su aventura: el encuentro con su propia personalidad. Siempre le han reprochado el ser como su abuelo, alguien que jamás se sometió a ninguna regla ni miró por nadie, más que por sí mismo.
En Estocolmo intenta abrirse camino. Su encuentro con Tessi, una adolescente ciega, va a ser decisivo. Ella le ayudará a recuperar la auténtica visión sobre la personalidad que está buscando. Y le llevará de la mano a recuperar la auténtica imagen de su abuelo, aquel perfecto desconocido para su familia.


Tampoco sentí el deseo de saber quién era yo. Desaparecí, incluso ante mí mismo, y me convertí en otro, por decirlo así. Puede sonar extraño, pero creo que en aquel momento me resultaba agradable y hasta necesario.
 
Últimamente, estoy teniendo mucha suerte con las novelas juveniles: de la mayoría, soy capaz de encontrar algo más que entretenimiento. Uno de mis más recientes descubrimientos, que apareció en mi lista de mejores lecturas del 2014, fue El túnel de cristal, de la famosa autora sueca María Gripe. Ya había leído un libro de la escritora con anterioridad - Los escarabajos vuelan al atardecer -, y aunque me gustó, no terminó  de convencerme. Por eso mismo, cuando empecé esta breve novela, pensé que hallaría una lectura sencilla, ideal para pasar el rato; no sabéis cual fue mi sorpresa y alegría al descubrir que este libro, encierra entre sus páginas mucho, muchísimo más.
La historia que nos narra El túnel de cristal no es original, ni especialmente compleja: sin tener siquiera unos motivos claros, un muchacho -en ningún momento de la novela se nos dice su nombre-, huye de su hogar. En vez de asistir a su clase de danza, coge un tren y desaparece. A partir de ese momento, el joven aprenderá qué significa ganarse la vida, forjará una fuerte personalidad y conocerá a miles de curiosos personajes.

El trabajo es una tortura - decía con aire infeliz - Pero la tortura también es un trabajo; esto no lo entiende la gente.

María Gripe tiene uno de esos estilos que, o adoras, o odias. Yo me sitúo en el primer grupo. A través de una palabras sencillas, que pueden parecer simples en un principio, pero que no lo son en absoluto, logra transmitir una cantidad desproporcionada de sentimientos y emociones. Este, es un libro cargado de simbolismo, lleno de metáforas y un halo de nostalgia y añoranza la mar de cautivador. Sin embargo, creo que el motivo por el que me ha gustado tanto, es porque María, ha sabido plasmar justo lo que en un futuro, me gustaría hacer a mí: ser capaz de transmitir tanto en tan poco, concentrar tanta carga emocional en tan pocas palabras, conseguir conquistar el corazón de los lectores con apenas dos líneas, hacerles sentir mil y una sensaciones.
La novela está narrada en forma de diario, y nuestro chico sin nombre, nos narra sus anteriores vivencias. Disfruté en especial de esto, porque puedes comparar los pensamientos que tenía por aquel entonces, y los que tiene ahora, y ver una evolución clara en ellos.
Sin embargo, lo mejor ha sido, sin duda, sus personajes. Desde nuestro joven sin nombre hasta los más secundarios, todos ellos, han logrado enamorarme. A pesar de la extensión de la novela, logramos conocerles bastante bien y profundizar en sus perfectas psicologías. Todos son importantes, y jugarán un papel decisivo en el desarrollo del muchacho. No en balde, son ellos los que le ayudarán a crecer  y a madurar y los que, con sus diferentes puntos de vista, conseguirán que él, se busque el suyo propio. No quiero hablaros mucho de ellos, no quiero hacerles presentación alguna: tenéis que conocerlos vosotros, y descubrir lo especiales, cercanos y realistas que son. Tampoco quiero daros más información porque creo que, todo lo que diga, no les harán justicia.
 
Palabras: látigos con que nos golpeamos los oídos unos a otros. O dedos de terciopelo con que nos acariciamos si queremos aguantarnos de nuevo. Lo demás es silencio.
 
 El túnel de cristal es una deliciosa lectura juvenil, que además de entretener, hará que el lector piense y reflexione. Con una historia emocionante, unos personajes fantásticos y una narración sublime, María Gripe ha logrado conquistarme. No sé a qué estáis esperando para leerlo.
 
 
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!


Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven - Albert Espinosa

Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven, de Albert Espinosa 
Autoconclusivo
Editorial Grijalbo 
978-84-253-4607-1
201 páginas
Resumen que nos da el libro: Dani se dedica a buscar niños desaparecidos. En el mismo instante en que su pareja hace las maletas para abandonarle, recibe la llamada de teléfono de un padre que, desesperado, le pide ayuda. El caso le conducirá a Capri, lugar en que afloraran recuerdos de su niñez y de los dos personajes que marcaron su vida: el señor Martin y George. El reencuentro con el pasado llevará a Dani a reflexionar sobre su vida, sobre la historia de amor con su pareja y sobre las cosas que realmente importan.
Tengo muchos que me esperan fuera si la cosa va mal, pero nadie si la cosa va bien.

Muchas personas me habían recomendado al catalán Albert Espinosa. Decían que sus libros, a pesar de ser ligeros y amenos, contenían grandes reflexiones, y que tocaba de una forma más que poética, temas muy duros, siempre de la forma acertada. A pesar de las buenas referencias, y las ganas que le tenía a algunos de sus títulos, cogí Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven, con muchas dudas, y con unas expectativas moderadas. No quiero ni pensar la decepción que me hubiese llevado de hacerlo de la forma contraria. Si bien considero que la intención del libro no es mala, y que tiene un fondo fantástico, he disfrutado más bien poco de la historia y la manera que tiene el autor de plantearla. Y es que, Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven, además de ser una oda tanto a los títulos extensos como a los puntos suspensivos, es una obra que intenta abarcar un montón de temas interesantes, pero que no logra desarrollar ninguno de ellos de una manera minímamente acertada, convirtiendo a la novela, es una mezcla inconexa de frases pséudo-filosóficas y palabras vacías, que logran transmitir más bien poco. 
Aunque Daniel siempre ha sido un hombre comprometido con su duro trabajo, cuando recibe la desesperada llamada de un padre cuyo hijo a desaparecido, pocos segundos después de tener una discusión con su pareja que cambiaría su vida para siempre, decide saltarse sus propias normas y volcarse por entero en su empleo, con la intención de abstraerse del inmenso dolor que le acongoja. Sin embargo, lo que al principio parece ser un caso de niños desaparecidos más, le llevará a recordar una época tan difícil como fascinante de su vida, la cual compartió con dos personas sumamente especiales: el señor Martín, y George. Conoceremos en profundidad a Daniel, sus miedos y temores, y también sus anhelos. Veremos como, el paso del tiempo, le ha hecho madurar y crecer, y como, a día de hoy, lo sigue haciendo. 
Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven, me ha resultado una novela la mar de pretenciosa. Me gusta que los escritores sean ambiciosos, y que quieran tratar en sus obras temas serios e interesantes, que lleven a la reflexión; adoro esas historias aparentemente sencillas, pero que encierra un montón de mensaje, las metáforas cargadas de significado y todo el sentimiento que pueden depositar algunos autores en unas pocas páginas. Sin embargo, el colocar un montón de frases bonitas con la intención de resultar lírico e impactante, no me parece nada destacable. Y mucho menos lo es el sacar a relucir un montón de temas interesantes, que podrían haber dado mucho juego, para después, no desarrollar ninguno de ellos. Sentí que Espinosa quería abarcar tanto, transmitir tantas cosas, que se le terminó yendo todo de las manos, creando una obra caótica, plana e incluso sin sentido

Demostrar emociones que no sientes es algo muy rentable en este mundo.

Lo más triste, es que la historia, a pesar de sus incontables incoherencias y extraños derroteros, es muy curiosa. Los personajes, si bien salta a la legua que están creados con la principal intención de buscarle la lágrima fácil al lector, no se me hicieron del todo pedantes -a excepción de Daniel. Además, el libro está narrado de una forma tan dinámica como inteligente, entremezclando el presente con recuerdos pasados del protagonista, esparcidos sin ningún orden concreto. Aunque puede parece lioso, os aseguro que no es difícil de seguir, y que resulta la mar de atractivo. No en balde, ¿tiene acaso los recuerdos una estructura fija? 
En cuanto al estilo de Espinosa, nos encontramos con una narración excesivamente simple, que, a pesar de poseer un ritmo ágil y frenético, no termina de calar. Abusa -y con ansia- de los puntos suspensivos, además de, como ya he mencionado más veces, frases que, si bien resultan dulces, pocas veces tienen un valor, y parecen más dignas de un libro de autoayuda que de una novela. Hay alguna que otra cita destacable, pero la gran mayoría, me han resultado cargantes hasta más no poder.

Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven, es una novela llena de frases bonitas, y narrada de una forma muy original pero que, debido a la cantidad de incongruencias que hay entre sus páginas y al tono tan presuntuoso con el que está contada, no me ha dejado en absoluto satisfecha.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

Mini-reseña: El ciclo del hombre lobo - Stephen King

El ciclo del hombre lobo (Cycle of Werewolf), de Stephen King
Traducción de Joaquín María Adsuar Ortega
Autoconclusivo
Editorial Salvat
978-84-471-2696-5
190 páginas
Resumen que nos da el libro: El primer grito fue el de un ferroviario aislado por la nieve, cuando sintió unos colmillos desgarrando su garganta. Al mes siguiente se oyó un grito de agonía proferido por una mujer a quien atacaban en su habitación.
Cada vez que la luna llena brilla en la aislada y solitaria ciudad de Taker's Mills se producen escenas de increíble horror. Nadie sabe quién será la próxima víctima.
Pero sí hay una certeza.
Cuando la luna se muestra en todo su esplendor, un terror paralizante recorrer Taker's Mills. En el viento se oyen gruñidos que parecen palabras humanas. Y por todas partes aparecen huellas de un monstruo insaciable...


Aunque conocía el título de esta novela, no había leído ninguna reseña sobre ella con anterioridad, y, siendo sincera, me llamaba más bien poco; sin embargo, no tenía ninguna lectura planeada para Halloween (que anda que no ha llovido desde entonces... ¡ya me vale!), y la tentación de leer algo terrorífico, era demasiado fuerte. Cogí el volumen de mi estantería y me lo ventilé en menos de lo que canta un gallo. Lo terminé esa misma noche, en apenas dos horas, y me sumergí en la historia en cuestión de segundos, viajando por la pequeña Tarker's  Mills, siendo un mudo testigo de las muertes más aterradoras y horripilantes.
Ante todo, El ciclo del hombre lobo es un relato de limitada extensión, que promete ser una lectura amena y entretenida; su función principal, la cumple con creces, y consigue hacer que el lector, se divierta y desconecte de las preocupaciones del día a día para centrarse en una realidad un tanto más sórdida y espeluznante. Sin embargo, también es predecible y repetitiva. A mi juicio, la historia podría haberse explotado muchísimo más pero pienso, a su vez y aunque sea contradictorio, que con un poco más de desarrollo, hubiese perdido gran parte de su encanto; es uno de esos relatos ideales para devorar entre libro y libro, y aunque normalmente las obras de estas características no son destacables, no significa por ello, que estén mal. Hay un libro para cada momento.
La trama, sigue una estructura lineal, que peca de ser demasiado repetitiva. El libro está dividido en doce capítulo, que representan los doce meses del año; en cada capítulo, o por lo menos en la gran mayoría, se narra cómo la bestia va atacando a distintos ciudadanos y las distintas atrocidades que comete. Hay escenas muy bien trabajadas, que nos presentan personajes e historias interesantes, aderezadas con esa crudeza que sólo Stephen King logra dar. Pero, muchos otros momentos, rayaban en lo tópico, y lejos de emocionarme o mantenerme en tensión, me aburrían un tanto.
 
Amar es como morir lentamente.
 
 Como es costumbre, el señor King, una vez más, ha hecho que me sobrecoja con sus aterradoras descripciones y sus terroríficos escenarios. Sin embargo, algo que eché mucho de menos  en esta novela, es ese realismo que tanto admiro, esa facilidad que tiene el autor para construir personajes y situaciones creíbles, cabales, cercanas. Siempre os digo que eso, es precisamente lo que más miedo da de sus libros: los reales que son. Sí es cierto que en el caso de El ciclo del hombre lobo, la extensión de la obra, juega en su contra, pero conocer un poco más sobre los personajes, no hubiese estado de más.
Y continuaré hablándoos precisamente de eso, del elenco protagonista. Como la mayoría de personajes aparecen y desaparecen en un mismo capítulo, no podemos esperar un desarrollo muy profundo de los mismos o unas historias muy bien construidas. Sólo hay uno al que llegamos a conocer, y tampoco demasiado: Marty Coslaw, un niño de diez años que está en silla ruedas y al que le encantan los fuegos artificiales.
El final es previsible en extremo, y es que el autor te da pistas del mismo desde el principio de la obra. Aunque bien no me pareció sorprendente, considero que el desenlace es lógico y muy acorde con el hilo de la trama, por lo que no puedo ofrecer muchas quejas al respecto.
Para finalizar con este artículo, os comento que mi edición, cuenta con unas tétricas ilustraciones de Berni Wrightson, que combinan a la perfección con es ahora sobrecogedora que emana el relato, y que ayudan al lector a hacer más palpables y claros los distintos paisajes.
El ciclo del hombre lobo es un relato entretenido y ameno, predecible en ocasiones y un tanto repetitivo. Si os llama la atención, os invito a leerlo, aunque solo sea para disfrutar de la fantástica prosa de King. Sin embargo, si no os interesa, no os preocupéis: tampoco os perdéis nada imprescindible.
 
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un beso y hasta la próxima!

Mini-reseña: Croquetas y wasaps - Begoña Oro

Croquetas y wasaps, de Begoña Oro
Autoconclusivo
Editorial SM
978-84-675-5190-7
229 páginas
Resumen que nos da el libro: ¿Te has preguntado alguna vez que quedará de ti cuando ya no estés? Clara sí. Justo cuando está al borde de la piscina. Y tiene dos opciones: tirarse de cabeza cuando todo su cuerpo grita para que lo haga, o quedarse quieta tapándose las orejas con las manos.


 
En el 2013, Begoña Oro, autora galardonada con el premio Gran Angular 2011 por Pomelo y limón decidió sorprender a los lectores de literatura juvenil con una novela refrescante, amena y divertida hasta la saciedad, con un título la mar de atrayente. ¿Quiénes no se han dado la vuelta, extrañados, mientras paseaban por una librería al contemplar un nombre tan peculiar como Croquetas y wasaps?
Las buenas críticas que precedían a esta obra, fueron las que me instaron a darle una oportunidad. Como de costumbre, no debería haberme fiado del todo de las opiniones ajenas, porque termina condicionándote unas falsas ideas que al final, no ves cumplidas en el libro, y terminas llevándote una pequeña decepción. A pesar de que esta novela me ha gustado, le he encontrado unas carencias y opino, que es no es, ni para lejos, para tanto alboroto. Pero claro, ésta es mi opinión, igual de respetable que la de otras personas que la tachan de magnífico. Ya sabéis lo que dicen: no existen dos personas que hayan leído el mismo libro.
Croquetas y wasaps es una lectura corta y entretenida, narrada con un estilo especial cargado de comicidad. Begoña Oro logra meterse tanto en su personaje, que te olvidas de que en realidad, éste no es más que una invención. Clara, su mundo, sus pensamientos y emociones, se ven tan bien reflejados y plasmados entre las páginas de este libro, que crees que es real. Y ese, ese otro punto a favor de la novela: refleja las cosas tal cual son. No es una historia de misterio sorprendente, no es un libro de fantasía que te vaya a transportar a lugares impresionantes. Es un libro sobre la vida, sobre el día a día, un  libro que trata de temas tan comunes como la pérdida de un ser querido, o de animarse a luchar por lo que quieres. Un libro que parte de una premisa la mar de sosa y predecible, para mostrarnos un millar de mensajes positivos y hermosos.
Sin embargo, también le he encontrado algunos errores, aunque sólo destacaré uno, el cual considero el más importante y que, sin duda, le ha restado la mayoría de puntos: Clara. Sé que he dicho hace unas líneas que es un personaje bien caracterizado; bien, es cierto. Pero eso, no quita para que se insufrible. Sí es cierto que vemos una evolución en ella, y que en las últimas páginas, vemos a una chica más madura y racional. Pero en los primeros capítulos del libro, me cabreó bastante, así que estuve durante toda la novela dándole vueltas a lo mal que me caía. Además de inmadura, me resultó un personaje insensible y egoísta al extremo, con una psicología la mar de infantil.
En cuanto al resto de personajes, sólo dos me han parecido destacables. El resto, están ahí para cumplir una función específica dentro de la historia, por lo que no conocemos su psicología ni profundizamos en ellos, convirtiéndolos en unos secundarios sin gracia y planos en extremo. Sin embargo, Unai y el abuelo (sobretodo este último) me han encantado. El yayo a podido conmigo, sí señor. Sabiduría en estado puro.
Croquetas y wasaps es una novela amena y entretenida, ideal para devorar en un fin de semana y divertirse con la simpática prosa de la autora, además de pensar sobre las constantes e interesantes reflexiones y mensajes positivos que transmite. Incluso con sus fallos, es una obra que recomendaría y que, desde este blog, os invito a leer.
 
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!



El alquimista (Los secretos del inmortal Nicolas Flamel #1) - Michael Scott

El Alquimista (The Alchemyst), de Michael Scott
Traducción de María Angulo Fernández
Saga Los secretos del inmortal Nicolas Flamel (#1 de 6): El Alquimista | El Mago | La Hechicera | El Nigromante | El Brujo | La Encantadora
Editorial Roca Junior
978-84-96791-03-9
424 páginas
Resumen que nos da el libro: Una batalla por el Bien y el Mal está a punto de librarse y el porvenir del mundo quedará en manos de dos adolescentes...
Cuando Sophie y Josh Newman, dos adolescentes que viven en San Francisco deciden ponerse a trabajar en verano para sacarse un poco de dinero no se imaginan que los afables propietarios de la librería donde Josh trabaja, Nick y Perry Fleming, son en realidad los últimos guardianes de un libro mágico y milenario responsable del equilibrio entre el Bien y el Mal.


Nada es lo que parece. Debéis aprender a cuestionarlo todo.
El alquimista es la primera parte de una serie juvenil de, nada más y nada menos que seis tomos, escrita por el autor irlandés Michael Scott. Desde hacía tiempo venía oyendo hablar de estos libros, y aunque no me llamaban en exceso, siempre les tuve cierta curiosidad, puesto que, parte de su encanto, reside en la inclusión de distintas mitologías y la alquimia, además de la figura de Nicolas Flamel, ese alquimista que logró la inmortalidad. Tras haberle dado una oportunidad, puedo decir que no me arrepiento de ello, y que ha sido una lectura muy fructífera. Con sus más y sus menos, esta es una novela bastante recomendable. 
Josh y Sophie
Newman

Sophie y Josh Newman son unos mellizos de quince años que residen en San Francisco. Durante el verano, deciden buscar empleo con el propósito de ahorrar el suficiente dinero como para poder, en un futuro no muy lejano, comprarse un coche. Ambos, consiguen trabajo en locales muy cercanos; ella, en una cafetería, y justo enfrente, él, en la librería del afable matrimonio Fleming, al que los gemelos guardan cierto cariño. Estas vacaciones veraniegas, que prometían ser unos meses de tranquilidad y sosiego, se convertirán de la noche a la mañana en una trepidante batalla entre el bien y el mal tras la visita de un extraño hombrecillo a la librería: un tal doctor Dee, que irrumpe en el negocio reclamando un extraño libro que, según parece, guarda entre sus páginas una sabiduría ancestral, y el poder de cambiar por completo el mundo… o destruirlo para siempre.

Si a alguien se le podría recomendar este libro, es a los fanáticos de la mitología y la historia en general ya que, a excepción de los hermanos Newman, todos los personajes que hacen acto de presencia en este relato, están inspirados en figuras históricas reales o seres mitológicos sacados de interesantes leyendas populares. Ha sido un auténtico deleite ver y conocer las diferentes criaturas, y aún más ver cómo combinan a la perfección con el hilo de la historia, sin desentonar.
También creo que es una buena novela a tener en cuenta a la hora querer introducir a los más jóvenes dentro del mundo de la lectura, no solo porque tenga un ligero halo infantil, sino porque, a pesar de su extensión, se lee en un abrir y cerrar de ojos, posee acción a raudales y giros argumentales que sabrán captar su atención e interés, y demostrarles que leer, no tiene que ser, necesariamente, un pasatiempo aburrido. 
En cuanto a la narración, Michael Scott nos presenta un estilo sencillo, pero elaborado, que funciona a la perfección. Logra que nos enganchemos a su historia en cuestión de segundos, y que dejarla de lado, sea tarea difícil. Cuenta con descripciones muy logradas y detalladas, y unas escenas de acción que, para variar, han logrado impresionarme. Como única pega, tengo que decir que, en ocasiones, su estilo se vuelve un tanto repetitivo y monótono.
Si nos ponemos a hablar de la historia, hay que dejar clara una cosa: parte de una base interesante, pero falla en el desarrollo, y además, estrepitosamente. La idea principal, es buena e imaginativa, pero, la forma en la que  transcurren los acontecimientos, no dejaba de recordarme a cualquier película de fantasía que te puedes encontrar un sábado por la noche en televisión. Empieza con fuerza para, poco a poco, ir convirtiéndose en algo lineal y previsible, con algún que otro giro de vez en cuando, aunque, mayoritariamente, puedes intuir qué vendrá a continuación.

Los mejores guerreros no sólo son aquellos que no conocen el miedo, sino aquellos que luchan sin rabia.
Otro fallo que le encuentro al desarrollo de la historia, es la velocidad con transcurre todo. Todos los sucesos que comprenden este primer volumen, que no son especialmente pocos, ocurren en apenas dos días. Esto hace que muchas de las acciones de los personajes se vuelvan irreales; por poner un solo ejemplo, en ningún momento fui capaz de asimilar que se les presentase a Josh y Sophie un mundo desconocido, cargado de magia, y lo comprendiesen tan rápido, sin apenas inmutarse. Un poco más de pausa, hubiese sido una ganancia considerable para el libro.
Scathach
Tengo mucho que contar en cuanto a los personajes, y empezaré comentando que, sólo tres de ellos, han logrado convencerme del todo: Nicolas Flamel, el gran alquimista que hará todo lo que está en su mano para recuperar el Códex y proteger a los gemelos; el doctor John Dee, un villano vengativo con muy mala leche y contactos la mar de siniestros y Scathach, una legendaria guerrera de la mitología celta con la que mejor no meterse. A mi juicio, son los que presentan una psicología y estructura más compleja. El resto del elenco, aunque son interesantes y no les falta carisma, se nota muchísimo que están en la historia para cumplir una función concreta y desaparecer; muchos poseen varios tópicos y estereotipos, así que está claro el motivo por el cual no les haré ni una breve mención.
¿Qué os puedo decir de los mellizos? No me han gustado. Ninguno. Sin embargo, creo que poseen el potencial suficiente como para hacerlo en las siguientes entregas. En este primer volumen, los he visto demasiado planos. Pero, como os estoy diciendo, creo que de cara a los siguientes tomos, pueden aportar mucho, y hacerse cosas brillantes con ellos, en especial, con Josh. Espero no equivocarme.
Este libro me ha dejado picada tras su final. Evidentemente, al ser el primer tomo de una serie, además de ser introductorio, es lógico que tenga un final abierto que dé paso a una nueva entrega. Pero tras leer las últimas líneas, la sensación dio fue que, la historia, recién había comenzado. Casi cuatrocientas treinta páginas, y todavía, no tenemos avances muy sólidos. Y esto, hace que me pregunte: ¿Qué sorpresas nos depararán los siguientes tomos? ¿La trama dará para tantas entregas? ¿No se echará a perder la historia? Sinceramente, espero que no. Opino que es un argumento con mucho potencial, y aunque este libro ha tenido sus fallos, no significa que las demás, vayan a tenerlos. ¿Continuaré con la serie? ¡Por supuesto, aunque no en breves! El final, como os he dicho, me ha llamado la atención, pero no tengo el gusanillo de querer correr a por el siguiente, así que por el momento, lo dejaré para más adelante, para pillarlo con más ganas.
El alquimista es una novela cargada de magia, acción y mitología, narrada de forma sencilla y adictiva que conseguirá cautivar al lector más joven. Si queréis sumergiros en una trama original con escasas carencias, éste es vuestro título.
 
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!