Una locura por amor - Christine y Olivier Orban

Una locura por amor (Une folie amoureuse), de Christine y Olivier Orban 
Traducción de Oscar Luis Molina S. 
Autoconclusivo 
Editorial Andrés Bello 
84-89691-65-7
174 páginas
Resumen que nos da el libro: Clotilde es demasiado especial, demasiado sutil, para comportarse como cualquier mujer que ha sido engañada. Esta mujer necesita algo más... o peor. ¿A qué juego peligroso se entrega, sola en su consultorio de psicoanalista? ¿Por qué se complace en informar por escrito tanta confidencia venenosa? En una novela donde la perturbación parece reinar soberana, una mujer que nada ignora acerca del poder de las palabras conduce al hombre que ama al borde del infierno. Se podría creer que se trata de una venganza, pero nada es menos seguro...
Engañé a mi mujer con una rubia falsa, de nariz reconstruida y piernas gordas.

Así de potente es el inicio de Una locura por amor, breve novela escrita a cuatro manos por Christine y Olivier Orban. La obra nos presenta la historia de un matrimonio bien avenido que se está yendo a pique a unas velocidades vertiginosas. Maximiliano, nuestro protagonista, es  un hombre destrozado por la culpa y enloquecido por la sospecha, cada vez más certera, de que Clotilde, su mujer, ya no le ama.  Ese oscuro pensamiento, le llevará a hurgar entre las posesiones de su esposa, hasta dar con la prueba final que hará real todos y cada uno de sus temores: un cuaderno rojo donde Clotilde, deja constancia de sus más terribles confidencias.  
Leer una obra poco conocida es un delicioso placer, especial como pocos: pasas las páginas con un agudo cosquilleo, sintiendo que la historia, es sólo tuya; como si el autor, hubiese optado por regalártela exclusivamente a ti, como si tú fueses el único destinado a disfrutarla. Como adoro descubrir libros nuevos, decidí ponerme con Una locura por amor en cuanto cayó en mis manos. Y es que, aunque el título me resultaba empalagoso a rabiar, la sinopsis era, cuanto menos, prometedora; lástima que solo se quedase en eso. A pesar de que partía de una base la mar de interesante, Una locura por amor es una novela sumamente prescindible que, por desgracia, se me ha quedado más que corta.
Siento que el potencial de la obra –que no es precisamente poco- se ve más que desaprovechado. Personalmente, hubiese llevado la historia por un camino más oscuro, pero los autores, han optado por hacerla más sentimental, fallando de forma estrepitosa. Se supone que Maximiliano, tras leer el diario de su mujer y descubrir sus secretos, debería sentirse ultrajado y triste; mas, y si bien el personaje te lo comenta, no lo parece. No se siente cercano, no llegas, en ningún momento, a sentir el dolor que se debe padecer en una situación tan dura. Es más, ¡ni siquiera eres capaz de imaginártelo! La caracterización de los personajes protagonistas, es, cuanto menos, mediocre: son personajes lineales, banales y planos, absolutamente predecibles. Y, desde luego, no son capaces de transmitir nada.

Hay que sumergirse, sin repugnancia, en oscuros conductos, porque la verdad, como el fuego, sólo se propaga por esos caminos.

Tampoco logró convencerme el desenlace. Me pareció muy precipitado, demasiado absurdo e impresionantemente maquiavélico; sin embargo, no me desagradó por este motivo, sino porque, tras haber leído la última página, me quedé igual que al inicio de la novela. Una locura por amor es un libro que me ha dejado indiferente, que no me ha aportado absolutamente nada. Y, si hay algo peor que una mala lectura, es una lectura insustancial
Pero, ya que hemos comentado los errores de esta obra, centrémonos ahora en sus aciertos. En primer lugar, la narración: es ágil y fácil de seguir, sencilla, pero no simplona. Te incita a leer el siguiente capítulo y no se hace en ningún momento cuesta arriba; esto es debido, en especial, a la casi nula cantidad de descripciones innecesarias y la gran cantidad de diálogos –o entradas en el diario de Clotilde- que hacen de esta, una obra más que dinámica. En adición, contamos con un ritmo frenético, que, sumado a las pocas páginas de la obra, hacen de esta, una novela fresca y amena, que se lee en un suspiro.

La mentira no sólo es un vicio, es toda una dulzura para las almas que sufren.

A pesar de su ágil narración y su trepidante ritmo, Una locura por amor es una novela que me ha dejado fría debido a la nefasta caracterización de sus personajes principales y a lo sumamente mal aprovechada que está la trama principal.


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

Kafka y la muñeca viajera - Jordi Sierra i Fabra

Kafka y la muñeca viajera, de Jordi Sierra i Fabra 
Autoconclusivo
Ediciones Siruela
978-84-9841-116-4
152 páginas
Resumen que nos da el libro: Un año antes de su muerte, Franz Kafka vivió una experiencia muy insólita. Paseando por el parque Steglitz, en Berlín, encontró a una niña llorando desconsolada: había perdido su muñeca. Para calmar a la pequeña, el autor de La metamorfosis se inventó una peculiar historia: la muñeca no se había perdido, se había ido de viaje, y él, convertido en cartero de muñecas, tenía una carta que le llevaría al día siguiente al parque. Aquella noche Franz escribió la primera de las muchas cartas que, durante tres semanas, entregó a la niña puntualmente, narrando las peripecias de la extraordinaria muñeca desde todos los rincones del mundo. Según cuenta Dora Dymant, su compañera en aquellos días, el estado febril con el que Kafka escribía esas cartas era comparable al de cualquiera de sus inmortales obras. Éste es el relato de aquella experiencia, en la que Franz Kafka fue un mago de la palabra para una niña desconocida de la que jamás volvió a saberse nada, como tampoco de aquellas cartas que constituyen uno de los misterios más hermosos de la narrativa del siglo XX.

¿Salvar a una niña no era como salvar al mundo?

En más de una ocasión, os he mencionado que Jordi Sierra i Fabra, popular autor español dentro del panorama juvenil, es uno de esos escritores que da gusto leer, gracias a su sencilla pero cuidada prosa y a sus particulares historias, que si bien a veces resultan entretenidas -como El joven Lennon- en otras ocasiones, se vuelven la mar de significativas -es el caso de Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas, novela fantástica donde las haya-. Cuando rescaté Kafka y la muñeca viajera de la biblioteca, lo único que sabía a ciencia cierta que encontraría entre sus páginas, era diversión; mas, y por suerte, esta hermosa y tierna historia ha resultado esconder muchísimo más
La historia, por muy fascinante que parezca, nos cuenta un hecho real que aconteció en la vida de Franz Kafka. Y es que, el extravagante autor, era de todo, menos predecible: cuando, paseando por un hermoso parque de Berlín se encontró con una niña que lloraba desconsoladamente debido a que había perdido su muñeca, se le ocurrió que, para tranquilizarla, debía decirse que se había ido de viaje. Él conocía aquella información, porque, evidentemente, era un cartero de muñecas, que además, tenía una carta de su querida amiga enviada desde, nada más y nada menos que Londres. De ese día en adelante, Kafka le escribiría día sí y día también una carta a la pequeña Elsi haciéndose pasar por su muñeca, relatando todos y cada uno de sus viajes y peripecias, probablemente, escribiendo una de las obras más dulces, tiernas y especiales del universo.

Y es que los sueños son la base de la vida. Sin sueños no somos más que cuerpos perdidos que vagan por lo cotidiano.

Aunque la historia es sencilla, está fantásticamente bien aprovechada, y la narración, no podría haber estado más acertada. La prosa de Jordi es sencilla y fácil de seguir, a la vez que entrañable y cargada de sentimiento. Te sumerge en esta historia tan sumamente enternecedora, haciendo que te empapes por completo de toda la ternura que desprende. Las cartas que Kafka le escribía a la pequeña Elsi, recreadas por el autor ya que no se conservan, son, cuanto menos hermosas. Si esta posible versión me ha parecido bella, no me imagino como de maravillosas han sido las originales.
Los personajes poseen unas personalidades muy definidas y bien desarrolladas, a pesar de la corta extensión del relato. Tenemos al excéntrico Kafka, que escribirá a una pequeña la que, seguramente, sea su obra más ambiciosa; la dulce e inocente Elsi, que alegrará las tardes de su inesperado amigo, y la cual, disfrutará y crecerá con todas y cada una de las cartas que le escribe su muñeca Brígida; incluso tenemos una breve pero importante aparición de Dora Diamant -o Dymant- , compañera de Kafka durante sus últimos días, personaje más que carismático.
Curiosamente, y aunque el libro me ha encantado, poco más tengo que añadir. Considero que debéis darle una oportunidad y rodearos de toda la magia que esconden sus páginas. Leedlo. Ahora.

Kafka y la muñeca viajera es un tierno relato cargado de reflexión, el cual demuestra que, de vez en cuando, el ser humano puede hacer grandes cosas. 


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

De la A a la Z: Con la A

Después de encontrarme en muchas ocasiones con esta peculiar sección -sacada del blog Gritando al silencio- he decidido traerla también a mi blog. A estas alturas, supongo que muchos sabréis de qué se trata, pero, para los que no tengáis la más mínima idea, se trata en hacer una serie de recomendaciones comenzando por una letra concreta. 
Por cierto, me he tomado la libertad de añadir el apartado que colocó Mr. S -del blog Escalera de teclas-  en su versión de la sección: Random. El motivo es que así, podréis conocer otros aspectos interesantes -espero- de mi persona. Sin más dilación, ¡comencemos!


Un libro: Anima Mundi

A pesar de que tuve unos cuantos problemillas para finalizar esta obra de la italiana Susanna Tamaro, disfruté de su impecable prosa. Pocos autores son capaces de transmitir tanto, y la crudeza y rotundidad que impregnan todas y cada una de las páginas de esta dramática novela, son capaces de acongojar a los corazones más fríos. 
Eso sí, si el drama no es vuestro género predilecto, os recomiendo que paséis de él. Si el ritmo de la obra ya es lento, no quiero ni imaginarme lo insufrible que se tiene que hacer a alguien que no disfrute de la temática. 

Una película: A Hard Day's Night
No es, ni de lejos, una de las mejores películas del mundo, pero sí es una de las pocas comedias que me han hecho un mínimo de gracia. Es entretenida y muy, muy liviana. Además, la banda sonora de la película, la componen varias de mis canciones preferidas de la popular banda británica. ¿Qué más se puede pedir? 

Una canción: Asleep

Si bien no es mi canción preferida de The Smiths, sí es cierto que me parece una auténtica preciosidad. Este es uno de esos pocos grupos que logran ponerme los pelos de punta con cada una de sus canciones, y, por descontado, si todavía -cosa rara- no habéis escuchado nada de ellos, os obligo animo a hacerlo. 

Random: Austria


De la cada vez más extensa lista de países que me gustaría visitar, Austria ocupa un puesto más que digno, por detrás solo Noruega -el día que pueda ir a Oslo, lloraré de la felicidad, os lo aseguro-, Dinamarca y Suecia. Viena me parece una ciudad más que atractiva, llena de historia y cultura. Además, los hermosos paisajes de este bello país, son un incentivo más a la hora de incluirlo en nuestra lista de próximos destinos, ¿no creéis? 

¿Compartimos gustos? ¿Qué habrías escogido vosotros? ¡Contadme!
¡Un fuerte beso y hasta la próxima! 

De Sci-Fi va la cosa: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, Depredador y El restaurante del fin del mundo


¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (Do Androids Dream of Electric Sheep?), de Philip K. Dick 
Autoconclusivo
Editorial Edhasa 
262 páginas 
9788445000205
Valoración personal: ★ ★ ★ ★ 
Resumen que nos da el libro: Tras la guerra nuclear, la Tierra ha quedado sometida bajo una gran nube de polvo radioactivo. La gente ha emigrado a otros planetas del sistema y se ha llevado a androides que les asisten. Algunos de estos han escapado de la servidumbre y han vuelto ilegalmente a la Tierra. Y Rick Deckard, cazador de bonificaciones, es uno de los encargados de acabar con ellos. Pero, ¿es justo matar a los humanoides sólo por el hecho de serlo? ¿Cuál es el límite entre la vida artificial y la natural? 
El buen día que decidí darle una oportunidad a ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? permanecerá en mi memoria durante un largo período de tiempo. Es con esta obra con la que descubrí lo brillante y fantástica que puede ser la ciencia-ficción, y con la que me anime a leer muchas otras obras del género que, a día de hoy, guardan un importante hueco en mi estantería.
Pero, ¿qué tiene de especial esta novela? ¿Es acaso su original y brillante argumento, o su adictiva narración? ¿Lo son quizá, sus particulares personajes? Nada de eso: lo más importante de  esta obra, es, sin duda alguna, la cantidad de reflexión que habita entre sus páginas. El autor plasma, de forma muy acertada, una realidad que, incluso a día de hoy, sigue existiendo, y trata temas tan complejos como la religión de una forma más que elocuente. El ir desenvolviendo poco a poco la cantidad de elementos que podemos ver en nuestra sociedad actual, es, cuanto menos, interesante. Si queréis sumergiros en una historia tan inteligente como atrapante, esta es una opción más que recomendable.



Depredador (Predator), de Isaac Asimov
Traducción de Enric Tremps 
Saga Robots en el tiempo (#1 de 6): Depredador | Corsario | Guerrero | Dictador | Emperador | Invasor 
Editorial Planeta (edición de bolsillo) 
84-8450-084-5
252 páginas 
Valoración personal: ★ ★ 
Resumen que nos da el libro: En cuanto se percató de que su destrucción era inminente, y amparándose en la tercera ley de la robótica (“Un robot debe proteger su propia existencia”), MC Governor, el más inteligente robot jamás construido, se descompuso en seis robots menores que se dispersaron por el pasado del planeta. No previó, sin embargo, que el desplazamiento por el tiempo iba a provocar alteraciones moleculares en sus componentes. Si no regresan a su propio tiempo original, estallarán y provocarán un auténtico infierno nuclear.
Sólo un robot experimental llamado Hunter y un equipo de expertos humanos tienen alguna posibilidad de encontrar a los robots de MC Governor antes de que alteren el pasado… y el futuro. El primer objetivo, Depredador, está oculto en algún lugar de la época de los dinosaurios y está decidido a sobrevivir cueste lo que cueste. 
Contra todo pronóstico, Depredador fue una lectura la mar de decepcionante. No eran precisamente pocos los que me habían tildado a Asimov como “el maestro de la ciencia-ficción” así que, me esperaba que la obra, estuviese a la altura de tan prestigioso nombramiento. Pensé que me hallaría ante un autor único y fantástico, con una narración magnífica y una historia apasionante. Pues, para mi desgracia, nada más lejos de la realidad. 
No podemos negar la inteligencia y originalidad que presenta la trama. Es una historia muy bien pensada que, de haber estado escrita de otra forma, hubiese dado mucho juego. Sin embargo, la prosa de Asimov, que tanto me habían halagado en su momento, se me antojó demasiado sencilla,  y para nada maravillosa, y, desde luego, no ha sido capaz de transmitirme absolutamente nada, al igual que sus personajes, demasiado planos y lineales como para poder disfrutarlos. 
Hablando el tema con un amigo  -muy, pero que muy fan del autor- me comentó que no era de sus mejores obras, y que debía probar con algún otro título. No descarto hacerlo en un futuro pero, por el momento, no es algo que tenga en mente. La decepción ha sido tan grande, que creo que tardaré una temporada en acercarme de vuelta al autor. 



El restaurante del fin del mundo (The Restaurant at the End of the Universe), de Douglas Adams
Traducción de Benito Gómez Ibáñez
Saga Guía del autoestopista galáctico (#2 de 5): Guía del autoestopista galáctico | El restaurante del fin del mundo |  La vida, el universo y todo lo demás | Hasta luego, y gracias por el pescado | Informe sobre la Tierra: fundamentalmente inofensiva
Editorial Anagrama
978-84-339-7328-3
203 páginas
Valoración personal: ★ ★ ★ 
Resumen que nos da el libro: Armados de la Guía del autoestopista galáctico, los protagonistas del libro más divertido de la década continúan sus disparatadas aventuras, que les conducirán al asombroso Restaurante del fin del mundo. En esta segunda entrega de la trilogía de Douglas Adams (que por la magia de las paradojas espaciales permite ser leída en cualquier orden), Ford Perfect, Arthur Dent, Trillian, Zaphod Beeblebrox y Marvin, el Androide Paranoide, se enfrentan a la tetera automática de la que sólo mana un líquido asqueroso, al planeta condenado porque sus habitantes se empeñaron en tener más zapaterías de la cuenta, a un olvidado transporte espacial cuyos pasajeros, debido a toda clase de estúpidos retrasos, llevan novecientos años esperando que la nave arranque, y luego al Restaurante del fin del mundo, situado en el momento del tiempo en el que el universo entero llega a su estrepitoso final: un inusitado número de cabaret, amenizado por la música ligera de la orquesta del restaurante. 
Las alocadas, entretenidas y desternillantes aventuras de Arthur Dent y compañía, siempre son una buena opción  a la hora de querer reírse un rato y evadirse de los problemas. Y es que, gracias a este alocado equipo, el cual vive unas situaciones, cuanto menos, peculiares, y que cuenta entre sus filas con un egocéntrico y desmadrado alienígena de dos cabezas o un androide exagerado a más no poder que monta los más absurdos dramas, contener la risa se hará misión imposible
Si bien esta segunda entrega no consiguió gustarme tanto como su predecesora, sí es cierto que disfruté como una enana con todas y cada una de las escenas que se sucedían. El humor de Douglas es absurdo, hilarante pero, y esto no se puede negar, completamente divertido. Las escenas más disparatadas se suceden con una velocidad de vértigo, introduciendo al lector en una trama tan entretenida como bizarra. Muy recomendable. 


¿Os gusta la ciencia-ficción? ¿Habéis leido alguno de los títulos mencionados? ¿Os llaman la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

El porqué le puse fin a mi relación con James Dashner (breve comentario sobre Las pruebas y La cura mortal)

ADVERTENCIA: SI ERES UN FAN IRRACIONAL QUE SE ME VA A TIRAR A LA YUGULAR AL MÍNIMO COMENTARIO NEGATIVO, ESTÁS TARDANDO EN IRTE. 


Hace aproximadamente dos años, rescaté de la biblioteca un ejemplar bastante maltratado de El corredor del laberinto, primera entrega de la trilogía con el mismo nombre escrita por el estadounidense James Dashner. Casi un año después, me hice con Las pruebas y La cura mortal, segunda y tercera parte de la popular serie. Y ahí, queridos amigos, es donde comenzaría el principio del fin. Pero vayamos por partes. El corredor del laberinto fue un libro que me encantó. Probablemente, si lo leyese ahora, que soy mucho más crítica -vamos, que me he vuelto muy tocapelotas-, le encontraría más de una pega; mas, en su momento, me pareció una historia maravillosa, atrapante y muy original. Las pruebas, a pesar de no aportar absolutamente nada, -nada que no sean personajes insulsos y carentes de cualquier atisbo de gracia- , resultó ser una novela adictiva e interesante; pero, La cura mortal, ya fue la gota que colmó el vaso. Todavía no puedo creerme que me haya leído una trilogía entera para encontrarme con ese horrible, surrealista y ridículo final.  Los libros de Dashner han supuesto una de las mayores decepciones que me he encontrado dentro del panorama literario. Y no es para menos: el autor lo tenía absolutamente todo para crear una historia inolvidable. Es más, incluso dentro del género juvenil, donde a estas alturas está todo más que trillado, resultaba novedoso, fresco e innovador. Después del regusto tan amargo que me ha dejado, creo que no leeré nada más del autor o por lo menos, no me acercaré a él en mucho tiempo. 

Pero, ¿qué encontré en La cura mortal para detestar tanto dicho libro? 

A un autor perdido, incluso en su propio mundo. Dashner daba pasos de ciego de un lado a otro, rellenando páginas y más páginas con las más banales tonterías, haciendo que el lector se trague un libro que, en su gran mayoría, no es más que paja. Pero lo curioso, es que ni siquiera el relleno está bien hecho. Las pruebas, a pesar de tener un montón de escenas que están ahí para hacer bulto y poco más, sabe mantener al lector en vilo, deseando saber qué ocurrirá a continuación. No resulta una lectura aburrida, sino todo lo contrario; pero La cura mortal es un tostón insufrible, lento y pedante, además de asquerosamente presuntuoso. 

Pero, hablemos de otro de los temas que más me han crispado: los personajes. A la fantástica pandilla que habíamos conocido en El corredor del laberinto se le quita gran parte de su carisma y gracia, únicamente para elevar la figura de Thomas, el protagonista. Creo que sobra decir lo erróneo de este hecho. Pero esto no es lo más molesto del asunto; ni siquiera lo son los personajes nuevos, sosos y sin sustancia que mete el autor a partir de Las pruebas -el único que resulta mínimamente interesante es Jorge, y siendo generosos-. Lo que realmente es fastidioso, es una muerte la mar de estúpida e innecesaria que acontece en el último volumen. Eso ha estado ahí para buscar la lagrimilla fácil, pero oye Dashner, que no. Otra vez será. 
La trama era tan inteligente, que ni siquiera el propio autor supo manejarla. Esto se ve muy claro con el desenlace, demasiado surrealista, ridículo y feliz. Lo verdaderamente triste, es que creo que Dasnher podría haber hecho un final fantástico, si se hubiese parado a pensar un poco más las cosas antes de escribirlas, ya que potencial, tiene, y de sobra. 

¿Los habéis leído? ¿Qué os parecieron a vosotros?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!


{Wrap-up} Mayo 2015

Mayo ha sido, en comparación con los dos meses anteriores, mucho más fructífero. Sí, he leído menos libros, pero dos de los cuatro totales, han sido fantásticos. Además, gracias a la recomendación de Josefa (del blog On Another World), me puse después de unos cuantos meses cogiendo polvo en mi estantería con Juego de Tronos y... ¿qué decir? ¡Me está encantado! Soy fan declarada de vuestras recomendaciones, en serio. Espero poder leer el resto durante este año 
LIBROS

El curioso incidente del perro a medianocheLove story

El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon ★ [RESEÑA]
¡Pero qué genialidad de libro! Lo empecé con moderadas expectativas, y ha terminado suponiendo una lectura la mar de encantadora. Mark Haddon consigue atraparte desde el minuto cero, e introducirte con gran maestría en la mente de Christopher, un niño muy inteligente con síndrome de Asperger. Recomendable es poco.

Love Story, de Erich Segal ★★ [RESEÑA]
Erich Segal nos habla en esta obra sencilla y sin pretensiones sobre el amor, de forma simple y sincera, pero la mar de efectiva. He aquí un acompañante la mar de dulce para una tarde aburrida. 

El prisionero del cielo, de Carlos Ruiz Zafón  [RESEÑA]
Tercera entrega de El cementerio de los libros olvidados que, una vez más, ha vuelto a dejarme con la boca abierta. A pesar de ser una novela de transición -y notarse bastante- ésta obra lírica, misteriosa y emotiva, ha conseguido cautivarme. Zafón y sus magníficos personajes me tienen enamoradica perdía

Mis whatsapp con mamá, de Alban Orsini ★ [RESEÑA]
Novela gráfica que, a pesar de resultar entretenida y amena, no deja de ser una lectura más, con un humor un tanto forzado en más de una ocasión; sin embargo, y si lo que se pretende es divertirse un rato, resulta más que recomendable. 

PELÍCULAS



Kill your darlings 
Tras la positiva recomendación de Karla, del blog Viviendo de las palabras, moría de ganas de ver esta película. Y aunque en ocasiones se me hizo un tanto espesa, el resultado ha sido la mar de positivo. Unas fantásticas actuaciones y un guión formidable. Espero poder hablaros un poco más de ella pronto. 

Dando la nota aún más alto 
No os dejéis llevar por las estrellitas: la película es muy amena, y su objetivo, que es entretener, lo logra con creces. Pero yo y los filmes de humor, no somos muy amigos, y por ello, no la he disfrutado especialmente. He leído que esta continuación ha resultado más floja, así que me buscaré la primera, ¡y a ver qué tal! 


¿Habéis leído o visto algo? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!