Ni de Eva ni de Adán - Amélie Nothomb

Ni de Eva ni de Adán, de Amélie Nothomb
Editorial Anagrama
9788433975010
173 páginas
Resumen que nos da el libro: Amélie Nothomb se sube en Tokio a la montaña rusa de una hilarante educación sentimental en brazos del muy delgado y oriental Rinri, un ávido lector que sueña con entrar en la orden del Temple. Amélie, decidida a aprender japonés enseñando francés a los autóctonos, conoce a Rinri en un bar. Pero, pocos días después, la relación entre maestra y alumno dará pasado a una hermosa historia de amor. Distintos episodios nos sitúan, una vez más, ante una rica y peculiar visión de Japón, de alguien nacido allí pero cuyos orígenes son occidentales, y de donde la percepción de la alteridad cobra lo más variopintos matices. Nothomb analiza experiencias desde una perspectiva casi antropológica, nunca exenta de ironía. La diversión está asegurada, pero también la ternura e incluso la melancolía... porque cuando Nothomb escribe en primera persona fascina, divierte, hace pensar y hace reír. 
Cuando hablamos de libros, tiendo a darle más importancia a la forma que al contenido. Considero que, con las palabras adecuadas, hasta las historias más simplonas pueden ser todo un éxito. Y en cierto modo, esto es lo que ocurre con Ni de Eva ni de Adán, obra que, pese a no ser original en contenido (puesto que es una novela autobiográfica) sí lo es en su forma, debido a la gracia y desparpajo de su narradora, la inigualable Amélie Nothomb. La popular autora belga ha sido uno de los descubrimientos más curiosos del año pasado, gracias a su peculiar sentido del humor y su fina ironía, que han logrado hacerme disfrutar de una obra perteneciente a un género que no me apasiona especialmente. Si queréis iniciaros en el mundo de la no-ficción, esta es una opción más que recomendable, aunque no me atrevería a tacharla de "imprescindible". 

Esta novela autobiográfica nos presenta a una Amélie de veintipocos que, tras pasar quince años lejos de su país natal, decide volver a Japón y empaparse, una vez más, de su increíble cultura. Dado que su japonés está bastante oxidado, decide practicarlo dando clases de francés a un universitario llamado Rinri, un joven tranquilo y reservado, que en muy poco tiempo cae rendido ante los pies de su maestra. Pese a que la historia en sí no es algo apasionante, no deja de resultar un relato entretenido, cuyo gran atractivo (lejos de ser el romance en el que se embarcan profesora y alumno) es la interesante visión que posee la autora, una mujer occidental, sobre el país del sol naciente. Observamos la cultura nipona desde la perspectiva de una persona muy crítica con sus defectos, pero que a su vez, adora sus virtudes. Amélie nos deja bien claro que, a pesar de no estar de acuerdo en muchos aspectos, está enamorada de la tierra que la vio nacer, su gente y sus costumbres, y habla de ellas con tanto cariño, que es imposible no emocionarse

Lo que más me ha entusiasmado de este título, es la forma tan directa con la que Amélie nos presenta la historia. Es una tan personal y tan cercana, que uno se siente como, si en vez de estar leyendo parte de su vida, te la estuviese relatando en la terraza de una cafetería. Es como charlar con un viejo amigo (muy ido de olla, pero amigo al fin y al cabo). Y puesto que la obra no cuenta nada en particular, se agradece tanta calidez. Sin duda alguna, leeré algo más de la autora. 


En resumen, Ni de Eva ni de Adán, sin resultarme tampoco nada del otro jueves, es una novela autobiográfica interesante, que nos muestra una particular visión del país del sol naciente y con una narración espectacular. No es un imprescindible, ¡pero tampoco está nada mal!
Amélie Nothomb es una popular autora belga que ha logrado ganarse mi corazón gracias a su mordacidad y curioso sentido del humor  (rayano en lo absurdo). Entre su bibliografía, encontramos: 


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? ¿Os gusta la Nothomb? ¿Os van las biografías? 
¡Un fuerte abrazo! 

10 comentarios:

  1. No descarto leerlo, de hecho lo tenía apuntado, y libros autobiográficos creo que no he leído muchos. Por lo que cuentas, puede ser una lectura como mínimo interesante, pero con eso de que no es imprescindible, dudo mucho que le dé una oportunidad pronto. No es el tipo de libro que más me apetece leer en estos momentos, y tengo pendientes por un tubo, así que le tengo que dar prioridad a los que más me llaman.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola! No lo conocía pero no tiene mala pinta así que no descarto leerlo, un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenas!

    No he leído nada de esta autora, aunque sí he visto reseñas y todas las que recuerdo la ponen muy bien. A mí me gusta leer no ficción, aunque no soy muy de biografías, pero tengo la sensación de que no me gustaría Nothomb y no sé por qué XD Quizá es porque no me llaman las sinopsis de sus libros, quizá porque me acabas de decir que te gustó, pero no es nada del otro jueves/no cuenta gran cosa y huyo un poco de esos libros porque tengo demasiado por leer como para leer cosas que no me digan gran cosa... No lo sé. Si lees más de ella, estaré atenta a tus reseñas, eso sí ^u^

    ¡Abrazotes! ♪

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Creo que libros autobiograficos he leído muy poco, y como este año me popuse variar un poco más las lecturas que escojo, me apunto este libro. No se ve extremadamente interesante pero sí me llama la atención esa "ironía" de la autora.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! No conocía la novela pero parece por tu reseña parece interesante! Me ha encantado lo de "nada del otro jueves" jajaja. Gracias por la reseña! :)

    ResponderEliminar
  6. No la conocía y la verdad es que tiene buena pinta. Me interesa lo que comentas que se muestra de la cultura nipona, además de que el romance entre profesora y alumno puede ser interesante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Rode! Cuanto tiempo!
    El año pasado vi varias menciones a este libro, y gracias a ello descubrí a la señorita Nothomb, aunque aún no he leído nada suyo, pero le tengo muchas ganas.
    Me da un poco de miedo este tipo de historias auto biográficas la verdad, pero al ser ambientada en Japón ya tiene un aliciente para mí. Y como son obras cortitas espero poder leer alguna al menos este año.
    Ya veo que tampoco hay que esperarse la obra del siglo, pero al menos parece entretenida.
    Un besote!!

    P.D. iré cotilleando entradas antiguas y a ver si te puedo dejar algún que otro comentario a destiempo de esos que nos gustan xD

    ResponderEliminar
  8. Hola. No conocía este libro, pero parece interesante. A mí sí me gusta leer biografías y también autobiografías. El año pasado leí "Autobiografía" de Agatha Christie y me gustó mucho aunque ella me decepcionó bastante como persona. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. wow wow wow. Si me muestra Japón, con gusto lo leo. Desde que leí Memorias de una geisha me quedé con ganas de leer historias ambientadas en Japón, así que no dudo en añadir Ni de Eva ni de Adán a la larga lista. Creo que, mientras esté bien escrita, la lectura de una novela que no tiene demasiado por aportar, es lo suficientemente amena como para no querer quemarla en una hoguera. Já.
    Besicos :3

    ResponderEliminar
  10. Este pasado 2015 he visto el nombre de Amelie Nothomb por todos lados, a ver si me estreno de una vez con ella!
    Besos,

    ResponderEliminar